Xavi Pascual quiere seguir progresando en Atenas. Próximo objetivo: eliminar al Madrid.

Xavi Pascual quiere seguir progresando en Atenas. Próximo objetivo: eliminar al Madrid.

Euroleague PANATHINAIKOS - REAL MADRID (20:15)

¿Por qué Xavi Pascual triunfa en el Panathinaikos?

El periodista griego George Zakkas nos expone cinco razones por las que el rival del Real Madrid en playoffs de la Euroliga confía en el ex del Barça.

Cuando Xavi Pascual llegó al Panathinaikos en octubre de 2016, este periódico propuso cinco retos para que alcanzase el Olimpo en Grecia: devolver la estabilidad al banquillo del club, gestionar bien una plantilla de lujo, ganar la liga griega, volver a la Final Four europea y sobrevivir sin Diamantidis. Un año y casi seis meses después, el técnico de Gavá ha superado cuatro de estos desafíos.

Quién sabe si no podría lograr el pleno ante el Real Madrid en los playoffs de la Euroliga (primer partido este martes a las 20:15, Movistar Deportes 1): sólo le falta clasificar al PAO entre los cuatro mejores equipos de Europa. Lo cual quiere decir que, sí, Pascual triunfa en Atenas. Para ratificar esta afirmación desde dentro, EL ESPAÑOL ha hablado con el periodista George Zakkas (SDNA, una de las webs deportivas más importantes de Grecia). Él nos analiza en profundidad cinco razones por las que el Panathinaikos confía al cien por cien en el exentrenador del Barça.

Títulos

“En el mundo del deporte profesional, las victorias, derrotas y copas lo acaparan todo. Los resultados pueden definir toda una carrera. Xavi (Pascual) llegó aquí y en su primer año conquistó el doblete (Liga y Copa). Fue una razón con bastante peso para ganarse algo de confianza y tiempo para poder trabajar y llevar a cabo los planes que tiene para el Panathinaikos.

Firmó tres años con el club, sin que este se reservase alguna opción en cuanto al contrato. Esto significa que confían en él y que quieren construirle un entorno estable. También en el equipo de trabajo que ya tenía en Barcelona. Tienen fe en él. Ese doblete de su primer año fue el mejor regalo para devolverle toda esta confianza al Panathinaikos. Sobre todo, por cómo lo consiguió: ganó la Copa contra el Aris en Salónica, con 3.000 aficionados del rival en las gradas, y la Liga en el quinto partido contra el Olympiacos en El Pireo”.

Xavi Pascual conquistó el doblete en su primer curso en Grecia.

Xavi Pascual conquistó el doblete en su primer curso en Grecia. EFE

Medida tomada al Olympiacos

“En Grecia, la rivalidad entre el Panathinaikos y el Olympiacos es de dimensiones gigantescas. Puede definir el futuro de jugadores, entrenadores y también equipos. Hasta ahora, parece que Xavi Pascual ha encontrado la manera de derrotar a Olympiacos. Ha perdido algunos partidos contra ellos en temporada regular, pero en los encuentros que más importan, como la eliminatoria de Copa o las finales de Liga del año pasado, ha logrado imponerse. También fuera de casa.

En el duelo por el título liguero de 2017, el Panathinaikos fue tan superior al Olympiacos que quizá podría haber ganado la eliminatoria fácil o antes, sin necesidad de ir a un quinto partido. Lo habría conseguido si se hubiese sido un poco más cuidadoso con los momentos decisivos. Creo que ahora el equipo lleva la voz cantante en los partidos contra el Olympiacos. Y eso es muy importante para la directiva del Panathinaikos”.

Sabe manejar a las estrellas

“Hay entrenadores que quizá no saben tratar con este tipo de jugadores, y puede que por eso tengan menos caché que él. La jerarquía de Pascual es fuerte. Puede ocupar la cima del liderazgo de un club. Esto es muy importante. Lo aprendió al tratar con Juan Carlos Navarro durante muchos años en Barcelona. Está llevando a (Nick) Calathes muy bien.

Ya era un muy buen jugador, pero Xavi Pascual es una de las razones que explican su mejoría actual y en la temporada anterior. En una conversación que tuve con Pascual el verano pasado, cuando algunos cuestionaban la habilidad en el tiro de Calathes, él me fue claro: 'Está trabajando duro. Es nuestro líder, nuestro capitán'. Sabe cómo tratar con las estrellas, calmarlas y conjuntarlas en un equipo. Eso es muy importante.

Calathes y Pascual han conectado a la perfección.

Calathes y Pascual han conectado a la perfección. Euroleague

Hay más ejemplos al respecto. Además, a la directiva del Panathinaikos le gusta esto y lo respeta. Nikos Pappas no tuvo demasiado protagonismo durante dos o tres meses el curso pasado. Pero Xavi le dio una oportunidad, él la aprovechó y pasó a jugar cada vez más y más. Este año, se está poniendo a prueba a sí mismo.

En cuanto a Mike James, cómo trata con él y le utiliza, sabe exactamente lo que tiene que hacer. En las finales de la liga griega del año pasado, Xavi tomó una decisión muy difícil: quitarle el balón a James. No le dejó tirar todo el tiempo, y eso fue bueno para el Panathinaikos. Pascual hizo caso a su experiencia, dio las órdenes adecuadas a sus jugadores, estos le escucharon y se llevaron el título.

Otro ejemplo de su mano dentro del vestuario fue Alessandro Gentile. Los aficionados del Panathinaikos le querían con tantas ganas que el señor Giannakopoulos (el polémico dueño del club) le puso a prueba en el equipo y le acabó fichando. Sin embargo, cuando Xavi vio que Gentile no encajaba en el puzzle como el Panathinaikos quería le dejó marcharse”.

Buena relación con el dueño

“Creo que Giannakopoulos y él se respetan mutuamente. Le ve como un entrenador que puede devolver al Panathinaikos a la Final Four de la Euroliga y a la gloria. Xavi Pascual sabe que este club y su entorno suponen una gran oportunidad en su carrera tras dejar el Barça. Lo que está claro es que el dueño y él hablan de un montón de cosas acerca de fichajes y esos temas.

La manera en la que Pascual condujo la situación tras la eliminación europea ante el Fenerbahçe el año pasado fue algo muy importante. Él nunca habló mal ante los medios de la decisión de Giannakopoulos (volver a Atenas en autobús desde Estambul): siempre estuvo de su lado.

No todos caen en gracia al dueño del Panathinaikos, pero Pascual lo ha conseguido.

No todos caen en gracia al dueño del Panathinaikos, pero Pascual lo ha conseguido.

Dijo: 'Él es el jefe y lo acepto. Tenemos que pasar página y seguir hacia delante'. En la directiva respetan su personalidad calmada, ajena a los líos. En un momento entonces vital para el equipo, él trató de sofocar el incendio. No de avivarlo. Ejerció de escudo para la totalidad de la organización del Panathinaikos”.

Proyecto común

“Giannakopoulos también confía en Pascual porque ambos tienen la misma visión de lo que tiene que ser el Panathinaikos. Tanto el club como Xavi quieren volver a la Final Four. A la par que invertir en algunos jugadores griegos, darle a la plantilla sabor nacional. Esto también forma parte del éxito de un entrenador: darles minutos a algunos jóvenes y apostar por ellos. Xavi ya había hecho esto antes en Barcelona y puede hacerlo en Atenas.

De hecho, ya lo ha puesto en práctica con Konstantinos Mitoglou. Es un muy buen ala-pívot, que quizá sea capaz de ser un jugador de nivel 'quinteto ideal de la Euroliga' en los próximos años. Tiene un gran potencial. Pascual ha intentado hacer lo mismo con Georgios Kalaitzakis, que se ha declarado elegible para el próximo Draft de la NBA, este año.

Panathinaikos tiene más jóvenes promesas: Charalampopoulos, Lountzis… Y llegarán otras. Los dos últimos están cedidos este año, pero Xavi tiene planes para todos. Comparte la visión (no sólo en cuanto a Final Fours y títulos, sino también en lo que respecta a los jóvenes con talento) de la directiva”.

George Zakkas y Xavi Pascual durante una entrevista.

George Zakkas y Xavi Pascual durante una entrevista. Cedida