Ricky Rubio con España

Ricky Rubio con España FEB

Baloncesto ESPAÑA 102-70 REP. DOMINICANA

Llull y Ricky deleitan a Madrid en el triunfo de la Selección ante República Dominicana

Los de Scariolo se van a China con un buqué inmejorable (102-70). La defensa española y la verticalidad en ataque, mucho para los dominicanos.

Noticias relacionadas

España puso el mazo y la República Dominicana se situó bajo él. Partidazo de la selección española en un marco incomparable. Ricky y Llull fueron los más decisivos de una Selección coral que no dio opción al equipo caribeño en ningún momento. [Narración y estadísticas: España 102-70 República Dominicana]

Un más que emotivo minuto de silencio por uno de los mejores jugadores que nuestro baloncesto ha disfrutado, 'Chicho' Sibilio, sirvió de preludio perfecto para el disfrute de todos los aficionados que abarrotaron el WiZink Center. 

'Rickycesto' para mostrar quien manda

'Toma Juancho, empezamos con Alley-Oop y vamos a divertirnos'. Eso pareció decirle Ricky Rubio al pequeño de los Hernangómez en la primera jugada de partido. Mostró el camino el base de los Suns mientras que dirigía a España con un 'flow baloncestístico' sensacional.

Cada ataque, una buena decisión. Esta versión tan jugona como madura de Ricky (once puntos en el primer cuarto) hacía mella en la defensa dominicana, una y otra vez, para la desesperación de su seleccionador. Parcial de 11-0 el que marcó España para arrancar el choque y dejar claro que el partido pertenecía a la Selección desde el arranque.

Una vez se marchó la primera unidad de la pista, fue el turno para los segundos espadas de Scariolo. Los Llull, Willy, Colom y compañía bajaron el altísimo ritmo que los cinco de inicio marcaron, esto dio salsa a una República Dominicana que logró acercarse en el marcador al final del primer periodo (25-16).

Llull coge el testigo

Como decía Radio Futura y bien sonaba en la megafonía del WiZink Center: "Hace falta valor, hace falta valor...". Eso es lo que iba a necesitar el combinado caribeño para hacer daño a España. Ese coraje que demostró en el final del primer periodo fue paliado de maravilla por un Llull, que recogió el testimonio de Ricky para aniquilar al equipo de Néstor Ché García.

Sergio Llull, en el partido de la selección española ante República Dominicana. Foto: FEB

Sergio Llull, en el partido de la selección española ante República Dominicana. Foto: FEB

El base del Real Madrid lució como tantas noches ha hecho en este mismo escenario. Diez puntos casi consecutivos, brillando más como base al lado de Pau Ribas que como escolta al lado de Colom, para el deleite del antiguo Palacio de los Deportes

Por su parte, el desorden táctico de la República Dominicana quedaba escondido bajo el imponente físico del grupo latino y el tino de Ronald Roberts Jr. Eso sí, todo esto resultó insuficiente para recortar distancias antes del descanso (51-35)

Defensa digna de medalla

Tan insuficiente que el tercer periodo comenzó con otro parcial muy favorable a España (10-2). Que el baloncesto ofensivo de España es sobresaliente es archiconocido. Sin embargo, el mayor mérito de este combinado es su esfuerzo defensivo. Todos y cada uno de los hombres de Scariolo hacen del ataque una auténtica tortura para el rival.

Por mucho que la afición dominicana, muy numerosa en el WiZink Center en este duelo, mostrara emoción en cada canasta de los suyos, España mataba cada sonrisilla que sus rostros dibujaban con una defensa soberbia

El tercer cuarto avanzaba. Solo un rifirrafe entre Ricky y García paró el frenético ritmo que este llevaba. El dominicano sacó el codo en un rebote y el base español respondió con una dura falta. La sangre no llegó al río y el choque continuó sin más nerviosismo. Mientras, con paciencia cual alfarero, Scariolo llevaba el triunfo a la orilla (82-50).

Willy Hernangómez, en el partido entre España y la República Dominicana. Foto: FEB

Willy Hernangómez, en el partido entre España y la República Dominicana. Foto: FEB

A China con amor

Faltaba Beirán por anotar a falta de diez minutos para acabar el partido y la primera canasta del último cuarto fue suya. Mientras que Felipe Reyes saludaba a los internacionales que ocupaban el banquillo, los que estaban en cancha fluían con una actitud siempre admirable pese a lo descafeinado del choque por la amplia ventaja que iluminaba el cielo de Madrid.

El partido puso punto y final como se esperaba viendo el tono que iba cogiendo con el paso de los minutos. 102-70 y triunfo soberbio del equipo de Scariolo para despedirse de Madrid.

Ni un momento de desgana, ni un balón sin pelear y esa mirada ganadora que siempre ha caracterizado a este grupo. Esta faceta es siempre aplaudida por el público español y hace que cualquiera se identifique con este grupo. Tremenda ovación del WiZink para finalizar el choque con un mensaje claro: 'Desde nuestras casas apretaremos los dientes con vosotros cuando más lo necesitéis para traer a España el metal que merecemos'

España 102-70 Rep. Dominicana

España: Rubio (20), Rudy (7), Juancho Hernangómez (14), Claver (3), Marc Gasol (12) - quinteto inicial – Colom (1), Llull (10), Ribas (8), Beirán (0), Rabaseda (7), Oriola (7), Willy Hernangómez (10).

Rep. Dominicana: Víctor Liz (3), Ronald Ramon (0), Sadiel Rojas (0), Eulis Baez (12), Eloy Vargas (11) – quinteto inicial - Dagoberto Peña (3), Deleon (0), García (3), Araujo (0), Solano (7), Mendoza (7), Suero (4), Ronald Roberts Jr (11), Montero (9). 

Parciales: 25-16 | 26-19 | 31-15 | 20-20

Incidencias: Partido correspondiente a la gira de preparación al Mundial de China 2019 disputado en el WiZink Center, Madrid (España). Se guardó un minuto de silencio como homenaje a ‘Chicho’ Sibilio.