Tom Brady y LeBron James

Tom Brady y LeBron James

Baloncesto NBA

Tom Brady intenta fichar a LeBron para sus Patriots

La historia de amor entre LeBron James y el fútbol americano lleva varios años caminando de la mano. Ya desde su etapa en el instituto, cuando alternaba sus muestras de poder en la cancha -que mantiene a día de hoy en la NBA- con su habilidad en el césped, llegando incluso a recibir numerosas cartas de universidades que le requerían para jugar de wide receiver. Pero finalmente se decidió por hacer historia en el baloncesto.

Ver esta publicación en Instagram

What’s the summer of 2019 looking like @kingjames? 👀😂

Una publicación compartida de NBA on TNT (@nbaontnt) el 6 Sep, 2018 a las 8:07 PDT

El jugador de Akron se decidió por jugar al baloncesto, deporte en el que ya equiparan al lado de Michael Jordan. Tras su fichaje por los Lakers intentará seguir sumando campeonatos NBA a su cuenta particular. Si embargo, la NFL tampoco le ha olvidado y en dos ocasiones ha intentado su fichaje. Por fortuna para todos los amantes del baloncesto ninguna de ellas llegó a buen puerto. 

La primera tentativa fue en 2011, durante el último 'lockout' de la NBA, cuando los Seattle Seahawks le tentaron a través de las redes sociales e incluso hicieron una camiseta de juego con su nombre. Siete años más tarde, en 2018, un jugador de los Pittsburgh Steelers inició una campaña publicitaria para tratar de que el '23' abandonara la NBA y fichara por la franquicia de la NFL. "Anuncio de forma oficial mi campaña para reclutar a LeBron James para los Steelers", confirmó el jugador.

Ahora es la leyenda de los Patriots, Tom Brady, el que cariñosamente ha comentado en una foto de LeBron James realizando un mate: "Maldita sea hermano. Ven y juega de tight end. Rob Gronkowsky y tú seríais imparables". El alero sigue concentrado en prepararse lo mejor posible para continuar con su reinado en la liga americana.

Lebron, en un entrenamiento de los Lakers.

Lebron, en un entrenamiento de los Lakers.

El resurgir de los Lakers

La llegada de LeBron a Los Ángeles solo tiene una función: el resurgir de los Lakers. Tras varios años vagando por el desierto, tienen la oportunidad de volver a colarse en los play-offs con el mejor jugador del momento. Luchar por una plaza ante los grandes equipos del Oeste será el objetivo de los hombres de LeBron James.