Koponen y Jelinek en un Andorra-Barça del curso pasado.

Koponen y Jelinek en un Andorra-Barça del curso pasado. Fernando Galindo EFE

Baloncesto

La Liga Catalana de baloncesto aplaza su final y no coincidirá con la selección

El encuentro entre Barça y Andorra se pospone hasta nueva orden. Iba a celebrarse en Reus este domingo 26, horas antes del España-Eslovenia de clasificación para el Mundial.

Noticias relacionadas

La final de la Liga Catalana de baloncesto, prevista para este domingo 26 de noviembre en Reus (horas antes del España-Eslovenia clasificatorio para el Mundial 2019) entre el FC Barcelona y el MoraBanc Andorra, se ha aplazado sine die a requerimiento de la Federación Española de Baloncesto (FEB), ha informado la Federación Catalana.

La FEB ha requerido en diversas ocasiones que el partido se suspendiese o cambiase de fecha, en cumplimiento de calendario oficial aprobado por su Asamblea General. La Catalana argumenta que se ha intentado gestionar hasta el último momento y en diferentes instancias celebrar la final en Reus, y por ello la tardanza del comunicado explicando la suspensión del encuentro.

“Los tres equipos ACB participantes en esta competición (FC Barcelona, Joventut de Badalona [semifinalista] y BC Andorra) acordaron esta fecha puesto que durante el actual mes de septiembre les surgieron compromisos de última hora como participación en competiciones europeas (previas [Champions de la FIBA para el Joventut]), o ya tenían cerrados con anterioridad diferentes torneos o amistosos”, informaron a EL ESPAÑOL desde la Federación Catalana de Baloncesto en su momento.

Este mismo organismo aclaró tener constancia de que los jugadores de Barça y Andorra convocados por sus respectivas selecciones no estarían en la final ahora aplazada. El Barça reconoció a este periódico que respetaría la decisión de sus jugadores, que finalmente no estarán con España debido a la polémica entre la FIBA y la Euroliga.

Por su parte, en el Andorra tenían asumido que habría que jugar "con los que estemos". Aunque, a pesar de que no había fechas "ni para atrás" y de que parecía que la final catalana debía jugarse sí o sí este domingo, el encuentro, del que se dijo que no tenía ímpetu de contraprogramar al equipo nacional, ha sido pospuesto definitivamente.