El espectacular accidente de Ericsson

El espectacular accidente de Ericsson Reuters

Deportes FORMULA 1

Espectacular accidente de Ericsson a 320 km/h en Monza por un fallo del DRS

El Autódromo de Monza es considerado para muchos como el templo de la velocidad. Sus largas rectas permiten que el espectáculo y los monoplazas lleguen a una punta de velocidad que pocas veces se pueden ver en el campeonato. Una circunstancia que si bien suele crear mucho espectáculo, también puede provocar un gran susto. 

El gran afectado ha sido Marcus Ericsson, quién ha sufrido un espectacular accidente poco después de comenzar una vuelta cronometrada en los segundos libres del Gran Premio de Italia. Un fallo en el DRS fue el causante del choque contra el muro. Pese a ello, no hay que lamentar ningún daño físico, ya que salió por su propio píe.

El piloto de Sauber circulaba a más de 320 km/h en el momento en el que el dispositivo falló. La principal función del Drag Reduction System es ayudar a favorecer los adelantamientos en carrera, pudiendo ser activado en aquellas zonas del circuito designadas por los comisarios. Pese a ello, si se mantiene abierto cuando el piloto frena o comienza a girar, provoca una pérdida aerodinámica.

Interrupción de la sesión

Como era de esperar, la sesión tuvo que ser interrumpida para que el coche médico pudiese acercase hasta la primera curva del circuito. Ericsson admitió no saber que había ocurrido y salió de la pista andando. Fue trasladado al centro médico, donde se le han realizado las pruebas pertinentes para ver si puede competir el fin de semana. 

20 minutos después del parón, los comisarios consiguieron volver a dejar el asfalto listo para rodar. Vettel fue el más rápido, demostrando que Ferrari ha vuelto a su mejor nivel y se encuentran preparados para luchar por el campeonato con Mercedes. Raikkonen acabó en segunda posición mientras que Hamilton tuvo que conformarse con el tercer puesto. Sainz terminó duodécimo y Alonso confirmó los malos presagios de Mclaren al finalizar penúltimo.