Los capitanes de las selecciones participantes en el Seis Naciones junto al trofeo.

Los capitanes de las selecciones participantes en el Seis Naciones junto al trofeo. WILL OLIVER EFE

Deportes RUGBY

Seis Naciones 2018: Inglaterra podría ser aún más eterna... si Irlanda le deja

Busca el que sería su tercer título consecutivo en el torneo de rugby más famoso del mundo. El XV del Trébol parece el candidato más sólido para destronar a los ingleses, aunque no hay que descartar a Escocia y Gales.

Noticias relacionadas

El XV de la Rosa, campeón de las dos últimas ediciones del Seis Naciones de rugby, busca este año (3 de febrero-17 de marzo) convertirse en el primer equipo en la historia del torneo en conquistar tres títulos consecutivos, en un año en el que Irlanda, Escocia y una Gales marcada por las lesiones estarán al acecho.

Después de levantar su vigésimo octavo título en el torneo de rugby más famoso del mundo, el equipo dirigido por el australiano Eddie Jones buscará un triplete histórico con la dificultad añadida de las ausencias por lesión de varios jugadores clave como Billy Vunipola o Elliot Daly -además, James Haskell y Joe Marler se perderán las primeras jornadas-.

Los ingleses abren la competencia ante un rival, a priori, sencillo: una Italia que no gana un partido en el Seis Naciones desde febrero de 2015 (19-22 a Escocia) y que también puede hacer historia, pero negativa, si vuelve a acabar en última posición y recibe por tercer año consecutivo la deshonrosa 'cuchara de madera'. De llevarse el 'título', serían 13 las veces en las que fue última en sus 19 participaciones en el Six Nations.

Irlanda se perfila como la principal alternativa a Inglaterra. Después de una gran ventana de otoño y con el calendario en la mano -tiene tres partidos seguidos en casa, ante Italia, Gales y Escocia-, los pupilos de Joe Schmidt buscarán reverdecer viejos laureles después de dos años decepcionantes.

El XV del Trébol sabe que muchas de sus opciones pasan por ganar en la primera jornada en París contra Francia y llegar así con opciones a la última fecha en Twickenham ante Inglaterra, precisamente el Día de San Patricio (17 de marzo).

Además, la renovada Escocia de Gregor Towsend y Gales, nuevamente maltrecha por las bajas -sin Sam Warburton, Rhys Webb, Dan Lydiate, Jonathan Davies, Jake Ball, Rhys Priestland, Taulupe Faletau; y con Dan Biggar, George North, Liam Williams y Hallam Amos fuera el primer partido-, se presentan en el torneo por antonomasia del hemisferio norte como alternativas a Inglaterra e Irlanda.

El último título del XV del Cardo data de 1999 y este año, después de sus grandes partidos ante Nueva Zelanda y Australia en noviembre, sueñan con dar la sorpresa. Después de ganar tres partidos en la edición de 2017, Escocia abre el fuego el sábado en el Estadio del Milenio contra Gales y tiene marcado en rojo en el calendario el duelo de la tercera jornada, en Murrayfield contra Inglaterra.

A años luz de Escocia y Gales están Francia e Italia. El XV del Gallo llega al Seis Naciones como una auténtica incógnita, sin Guy Novès en el banquillo y con Jacques Brunel -nombrado seleccionador a falta de un mes para empezar el torneo- para intentar reflotar el barco.

Poco se espera de esta Francia en tierra de nadie, que arranca su participación en París contra Irlanda y peleará con Italia para evitar la cuchara de madera, el trofeo irónico que se le entrega al último clasificado.

Los 'Azzurri' esperan evitar llevarse el deshonroso galardón por tercer año consecutivo -entre 2008 y 2011 lo 'ganó' cuatro torneos seguidos-, pero las perspectivas en este VI Naciones 2018 son más bien sombrías y todo lo que no sea un pleno de derrotas será bien recibido en Roma.