Expertos en nutrición han advertido sobre los peligros del consumo de azúcar entre la población española, que se sitúa en 71,5 gramos diarios, casi el triple de la ingesta recomendada por la Organización Mundial de la Salud (25 gramos), según la encuesta Anibes, de la Fundación Española de Nutrición (FEN).

Y es que el azúcar es el enemigo de las dietas para adelgazar. Por este motivo, así como también en el caso de padecer diabetes o por la cantidad de calorías del azúcar para los niños, muchos están sustituyendo este producto por otros que endulcen igual pero que aporten muchas menos calorías.

La stevia o la sacarina son algunos de los productos para endulzar y reducir el consumo de azúcar. Sin embargo, a muchas personas no les convencen ninguna de las dos opciones. Descubre las diferencias entre consumir miel o azúcar. ¡Comenzamos!

¿La miel o el azúcar?

Como hemos dicho, existen diversas formas de endulzar evitando las calorías del azúcar, entre ellas la stevia y la sacarina. No obstante, la stevia no endulza lo suficiente y además aporta un peculiar sabor a los alimentos, mientras que la sacarina es totalmente artificial.

Por este motivo, muchos expertos recomiendan utilizar edulcorantes naturales y aconsejan, sobre todo, el uso de la miel como sustituto principal del azúcar. A pesar de ello, son muchas las personas que se preguntan si las calorías de la miel son las mismas que las del azúcar, una cuestión que resolveremos en este artículo junto con los mejores consejos para incorporar la miel en tu dieta.

Pero antes de responder a esta pregunta, es importante que conozcas las razones por las que es beneficioso sustituir al azúcar por la miel en tus recetas. Presta atención a las diferencias entre ambos endulzantes:

  • Con ambos edulcorantes consigues energía inmediata, pero debes tener en cuenta que los dos están compuestos por azúcares simples que no tienen que ser procesados por el organismo para su uso. Es decir, pueden ser utilizados de forma directa para conseguir energía al instante.

  • Otra gran diferencia es que mientras que el contenido del azúcar es 100% azúcar simple, la miel contiene un 80% de azúcares simples y el resto es agua.

  • Los beneficios de la miel no los posee el azúcar. El azúcar solamente contiene azúcares simples, como dijimos antes, pero la miel contiene otros nutrientes muy beneficios para el organismo. La miel aporta calcio, potasio, fósforo, magnesio y vitamina C en bajas cantidades, convirtiéndose en un gran aliado durante procesos gripales y resfriados.

  • Como decíamos, las calorías de la miel son menores que las del azúcar, aunque la diferencia tampoco es demasiado grande. Mientras que 100 gramos de miel aportan 320 calorías, las calorías del azúcar en 100 gramos son 400.

  • Por último, la miel es más dulce que el azúcar, de manera que una pequeña cantidad de miel endulza mucho más que su equivalente en azúcar. Como consecuencia, no hay que utilizar tanta cantidad y las calorías ingeridas, por ende, serán menores.

Beneficios de la miel

Además de que las calorías del azúcar son mayores, es bueno sustituir este edulcorante por la miel por otras cuestiones. Y es que la gran cantidad de beneficios de la miel para nuestro organismo hacen que sea un producto cada vez más demandado. Estos son los principales y más destacados:

  • Contiene propiedades relajantes, razón por la que, en muchas ocasiones, se recomienda endulzar las bebidas calientes destinadas a la relajación con este edulcorante. Ciertos tipos de infusiones o la leche caliente con miel multiplicarán los efectos relajantes, algo muy recomendable para aquellas personas que sufren trastornos como insomnio, ansiedad o estrés.

  • Otro de los beneficios de la miel es que ayuda a regular la digestión, por lo que es muy recomendable acabar las comidas pesadas con una cucharadita de miel para facilitar el tránsito intestinal. Además, si se sufre de estreñimiento crónico, también se aconseja tomar una cucharada de miel por las mañanas.

  • Gracias a las calorías de la miel, es ideal para deportistas y todas aquellas personas que realizan ejercicio de alta intensidad, ya que supone un aporte de energía muy alto que llega a los músculos con rapidez. Por otra parte, ayuda a la recuperación del organismo de manera efectiva después de la actividad.

Sustituir el azúcar por la miel

Puesto que las calorías del azúcar son más elevadas que las de la miel, te invitamos a incluir esta última en tu dieta. Sustitúyela por el azúcar para endulzar comidas y bebidas y, además de endulzar, disfrutarás de todos los beneficios de la miel y su agradable sabor.

Por ejemplo, si sueles desayunar una tostada con aceite, tomate, mantequilla y mermelada…, puedes alternar con una de miel y añadir un poco de queso. También puedes usar miel en muchos de los postres que realices, aportará menos calorías y resultará más digestivo.

No dudes en disfrutar de los beneficios de la miel cuando tengas que elaborar infusiones, tisanas o un vaso de leche, y recuerda que prácticamente todo a lo que añades azúcar puede ser sustituido por la miel.

Después de lo explicado a lo largo de este post, podríamos concluir que la miel es mucho más beneficiosa, pero cuidado con las cantidades. Como decíamos, las calorías de la miel son menos que las del azúcar, es más sana, tiene más nutrientes y, al ser más dulce que el azúcar, la cantidad que necesitarás será menor. En este sentido, la respuesta al título de este post sería que engorda más el azúcar que la miel.

Y ahora, una vez aclarada esta cuestión, ten en cuenta que, si eres muy goloso y utilizas mucha cantidad de miel, es bastante probable que ganes algunos quilos de más aunque no consumas azúcar. Por último, para gozar de todos los beneficios de la miel, intenta comprarla lo más pura posible.

Miel de romero 100% pura

También te puede interesar...