La cima de la supuesta pirámide oculta en un monte. Foto: Danny Hilman Natawidjaja

La cima de la supuesta pirámide oculta en un monte. Foto: Danny Hilman Natawidjaja

Patrimonio Arqueología

La pirámide más antigua del mundo no se encuentra en Egipto

Una pirámide descubierta recientemente en una montaña de Indonesia ha sido considerada por los científicos como la más antigua del mundo. Concretamente se ha localizado en el yacimiento de Gungun Padang y estaría oculta en lo que hasta este hallazgo se pensaba que era un monte natural. Estos resultados han sido presentados en la reunión anual de la American Geophysical Union celebrada en Washington DC.

A principios del siglo XX, un grupo de investigadores descubrieron en la cima de esta montaña situada en el oeste de la provincia de Java los restos de un enorme complejo rocoso de estructuras y monumentos considerado como el mayor yacimiento megalítico del sureste de Asia. Sin embargo, esos primeros arqueólogos no sabían que había que excavar unos metros para encontrar el premio gordo.

El trabajo de un grupo de investigadores indonesios, que se ha prolongado durante varios años, sugiere que Gungun Padang no es la montaña que hasta ahora se creía que era, sino una estructura antigua cuyos pilares datan de hace 10.000 años o más. "Nuestro estudio demuestra que la estructura no abarca solo la parte superior, sino que también rodea las laderas que cubren un área de aproximadamente quince hectáreas como mínimo", han explicado los autores.

Utilizando una combinación de métodos de topografía como el radar de penetración en el suelo, la tomografía sísmica o las excavaciones arqueológicas, los investigadores aseguran que Gungun Padang no es una estructura artificial, sino una serie de varias capas construidas en periodos prehistóricos consecutivos.

Descubrimiento trascendental

"Es un templo único. Hasta ahora, esto es especulación, pero si el hallazgo se demuestra cierto, es un descubrimiento que podría cambiar las nociones de lo que eran capaces de hacer las sociedades prehistóricas", ha explicado Danny Hilman Natawidjaja, el investigador jefe del Indonesian Institute of Sciences a la revista Live Science.

La oración y la meditación serían los usos que los habitantes locales le otorgaron en el pasado a la cima de la pirámide, ahora oculta en la montaña. Los investigadores han señalado que si bien la parte superior tendría una antigüedad en torno a los 3.500 años, la inferior podría haber sido construida hace 28.000.

Respecto a otras pirámides, esta presenta una estructura diferente: en lugar de ser simétrica y alargada, tiene un semicírculo en la parte delantera. Y obviamente, de confirmarse, dataría de mucho antes de lo que se estima que se construyó la pirámide de Giza, en Egipto: hace unos 4.500 años.