Shakira y Carlos Vives llegan al juzgado este miércoles.

Shakira y Carlos Vives llegan al juzgado este miércoles. Efe

Música Tribunales

Shakira niega en el juzgado las acusaciones de plagio por 'La bicicleta'

La artista colombiana y Carlos Vives declaran en Madrid por la demanda del cubano Livián Castellano, autor de 'Yo te quiero tanto' (1997).

La cantante Shakira ha defendido este miércoles ante el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid la "completa originalidad' de su conocido tema La Bicicleta y ha asegurado que antes de cantarla no sabía nada del cubano Livam Castellano, el compositor que le acusa de plagiar Yo te quiero tanto, una canción que ha asegurado que "no tiene nada que ver ni en melodía ni en música ni en temática con la archiconocida La Bicicleta.

La artista colombiana ha acudido junto a sus abogados a este Juzgado, situado en la Gran Vía madrileña, poco después de las 9.30 horas, sin ofrecer declaraciones, que tampoco ha hecho a la salida. Ya en la vista oral, ha indicado que los otros autores de esta canción fueron Carlos Vives y Andrés Castro, que también figuran entre los demandados por plagio.

Sharika ha declarado que Carlos le mandó la demo de la canción y ella aportó y extendió la letra y la melodía que va sobre la parte del acordeón de La Bicicleta, que ella convirtió en otro estribillo. "Había una melodía preexistente del acordeón y yo la adapté con una letra. Cuando escuché el tema ya existía la melodía", ha sostenido.

La cantante ha explicado que escuchó Te quiero tanto cuando le llegó la demanda y entonces comprobó que "no tenía nada que ver" ni con la melodía ni con el ritmo de La Bicicleta, ni especialmente con la temática. "La mía habla de mi tierra, es un homenaje a mi tierra, Barranquilla, Colombia, no con Cuba. Es otra cosa. Además, el demandante quiere hacer un vallenato pero no le sale, es como si alguien quiere jugar al fútbol con las manos; o quien quiere aprender inglés y acaba hablando portugués", ha apostillado.

En este sentido, Shakira ha apuntado que Livam Castellano en su Yo te quiero tanto utiliza una clave de salsa dominicana con instrumentos "que pretende ser un vallenato". "Es como quien quiere hacer un arroz con mago. Eso no tiene nada que ver con La Bicicleta, que sí es un vallenato con elementos de dance", ha dicho.

A preguntas de la acusación, la artista colombiana ha reconocida que no es musicóloga pero que sabe perfectamente qué es un vallenato porque "se levantaba desde pequeña escuchóndolos". También ha respondido que nunca ha sido condenada por plagio en sus 30 años de carrera a pesar de que "lleva desde los 8 años haciendo canciones". Eso sí, ha recordado que afrontó una reclamación por el tema 'Loca', pero fue archivado.

"Soy el rey del vallenato"

A continuación ha sido el turno de Carlos Vives, quien ha relatado que compuso La Bicicleta a finales de 2015 y la produjo junto a Andrés Castro a principios de 2016 y que hasta la demanda no sabía nada ni de Livam Castellano ni que EMI distribuyera sus canciones. "Soy músico y compositor tras muchos años de experiencia. Mi forma de componer es a partir de la música de mi país gracias a que en mi familia se relacionaba con los juglares del vallenato. Esa es mi escuela", ha manifestado.

El artista colombiano se ha jactado durante el juicio de "haber cambiado la música de América Latina" y del título "el rey del vallenato", que ha dicho que le dieron en España. "Me lo gané con trabajo y amor. Escogí el camino de no ser famoso y trabajar con la música de mi país, que nace del folklore. Eso lo inventé yo y fue ejemplo para la música latinoamericana. No tengo una escuela de composición más que la vida", ha afirmado.

A preguntas de la acusación, Vives ha admitido que no sabe ni leer ni escribir música, pero que "no le hace falta" para escribir sus canciones, ya que una vez compuesta una canción hoy en día las computadoras te dan el papel con las partituras y el ritmo, y eso se lo pasa a la SGAE. "La música mía me la inventé yo", ha repetido en varias ocasiones.

El compositor colombiano ha señalado que nunca tuvo acceso al catálogo de Livam y no cree que lo tuviera nadie de su equipo ni de su discográfica. Además, ha asegurado que él escribe todas sus canciones, también la de La Bicicleta y que no cogió la música por un lado y la letra por otro porque, a su juicio, "la letra te obliga a una música concreta" y viceversa, momento en el que se ha puesto a tararear en la sala partes de alguna de sus canciones como ejemplo.

En el caso concreto de La Bicicleta, que ha apuntado que iba a llamarse en un principio Vallenato desesperado, Vives ha comentado que se sentó con Andrés Castro y empezaron a componer la canción. "A Shakira le gustó la canción y me preguntó si podía poner la letra de la parte del acordeón y yo le dije que sí, que era suya", ha indicado.

Sobre Te quiero tanto, el artista colombiano ha dicho que le "impresionó" la canción porque "viniendo de un cubano quería hacer un vallenato con una clave, y el vallenato no tiene clave" y por tanto, ha concluido que "no logra" plasmar este género musical. Por último, ha recalcado que no le suelen mandar canciones de otras artistas para que las reforme.

En una exposición más corta de los hechos, Andrés Castro ha contado en el juicio que se sentó con Carlos Vives a componer el acompañamiento, el ritmo y melodías de 'La Bicicleta' pero no la letra. Sobre Livam Castellano, ha respondido que no le conocía, no había oído hablar de él y no tuvo acceso a su catálogo.

La versión de Liviam

En el juicio también ha comparecido el demandante, Livam Castellano, que trabaja con EMI desde el año 1997, que detenta su catálogo de canciones. Según ha explicado, un día uno de los managers de esta compañía, David Alonso, le comunicó en persona que le iba a mandar su canción Te quiero tanto al productor de Carlos Vives en Miami.

Pasado un tiempo, en el verano de 2016, estando en la playa su hija le vino con la canción La Bicicleta y al escucharla en la arena "supo que era la suya". "Eso se sabe. Es como conocer a tus hijos", ha apostillado. Entonces, acudió a Sony a poner una demanda y a la SGAE asesorado por musicólogos de prestigio y por la Sinfónica de Chile, que le confirman que "es un plagio obvio". "Alberto Comesaña también me dijo que lo denunciara", ha añadido.

El demandante ha criticado que tanto Carlos Vives como Andrés Castro "no sepan de dónde sale" una canción. "Yo sí soy compositor. Los más grandes del mundo trabajan con mis obras. Yo te creo una canción en este Juzgado y soy el número uno. Yo soy el sol", ha subrayado.