Cartel de Behold the man.

Cartel de Behold the man.

Música Un canto al desastre

La ópera que canta al 'Ecce Homo' de Cecilia se estrenará en Arizona

El director Andrew Flack ya tiene fecha de estreno: 18 de mayo, en un teatro universitario estadounidense con capacidad para 500 espectadores. 

Hace dos años Cecilia pudo ver un anticipo de Behold the man (He aquí el hombre), la ópera de Andrew Flack en la que ella es la protagonista que cuenta los desaguisados que armó con la restauración casera que hizo del Ecce Homo, en 2012, pintado en la iglesia de Borja y que tantas alegrías ha traído a la pequeña población aragonesa, gracias al merchandising del naufragio impulsado por su alcalde. Ahora ya se sabe cuándo y dónde será el estreno que glorifica la chapuza: 18 y 19 de mayo, en el Teatro Lírico Evelyn Smith, escenario con capacidad para 500 personas en la escuela de música de la Universidad de Phoenix (Arizona, EEUU).

El Ecce Homo más ecce homo.

El Ecce Homo más ecce homo.

Es una ópera cómica de enredo (con final feliz, por supuesto), que descubre a un alcalde desesperado con la falta de ingresos del pueblo, en plena crisis financiera, ante la oportunidad de darle la vuelta a las vacas flacas ante el fenómeno de la peor restauración de la historia de las bellas artes.

La llamada de dios

Flack ha creado una obra para ocho personajes, entre los que destaca también la mujer más rica del pueblo. También aparece en escena el fantasma del pintor que ejecutó el Cristo apaleado, que ve cómo su obra se deshace con el tiempo sin que nadie reaccione para protegerlo. El único personaje real del tinglado es la propia Cecilia, que pasa de villana a heroína tras estropear la obra, por la llamada de dios.

El Ecce Homo de Borja inspira una ópera

Al parecer, la cara de Cecilia le “tocó el corazón”. A su paso por Borja en 2016, el creador de la ópera aseguró que fue una aparición divina. Describe a la restauradora improvisada como como "una señora adorable, muy estilosa, con una elegancia simple pero típica de la realeza".

"Cuando vi la historia en los periódicos reconocí una cara seria, aquella mujer estaba triste, estaba aterrorizada por haber hecho un error en una pintura que tanto adoraba", explicaba a EFE. Flack retuerce la lección que aprendió de este caso de destrucción del patrimonio: los desastres pueden ser un milagro, “si tienes fe, esperas y rezas”. La ópera combina música de compositores como Johann Sebastian Bach y Tomás Luis de Victoria, así como del género musical de la zarzuela o de la tradicional jota. No le falta de nada.