Ursula K. Le Guin en una imagen de 2008.

Ursula K. Le Guin en una imagen de 2008. Wikipedia

Libros Obituarios

Muere a los 88 años la escritora Ursula K. Le Guin, reina de la ciencia ficción

Su hijo ha reconocido que a pesar de los años y de sus problemas de salud, la autora estadounidense "nunca había dejado de escribir".

Ursula K. Le Guin, autora de libros de fantasía y ciencia ficción tan conocidos como La mano izquierda de la oscuridad y de la saga de Terramar, ha muerto en su casa de Portland, en Oregon, a los 88 años, según ha anunciado su hijo.

Su descendiente, Theo Downes-Le Guin, ha explicado por teléfono que no está claro el motivo por el que ha muerto su madre, pero que todo apunta a que debió sufrir un ataque al corazón. La escritora había tenido algún problema de corazón en los últimos meses, según ha reconocido su hijo.

"Su mente se ha mantenido afilada como la cabeza de un alfiler hasta el último momento", ha añadido Theo.

Le Guin escribió 20 novelas, seis volúmenes de poesía, 13 libros para niños y un montón de relatos además de desempeñarse también como crítica literaria.

La mano izquierda de la oscuridad, publicada en 1969, obtuvo los premios Hugo y Nébula, que reconocen los mejores trabajos de ciencia ficción y fantasía. En 1974 su novela Los desposeídos también se alzó con ambos premios.

Le Guin siguiuó escribiendo hasta el último momento, a pesar de haber dicho a su familia que no sentía fuerzas ni para publicar ningún post en su blog personal.

"Ella nunca ha dejado de escribir", según cuenta Theo Downes-Le Guin a Reuters. "Se sorprendía a sí misma escribiendo historias", ha explicado. Incluso llegó a confesar a su hijo que últimamente se sentía "un poco culpable" porque "últimamente sólo escribía por darse placer a ella misma".

Los libros de Terramar de Le Guin aparecieron en 1968 con la publicación de Un mago de Terramar y a este primer volumen le sucedieron otras tres novelas en 1972, una cuarta en 1990 y una quinta y última que apareció en 2001 bajo el nombre En el otro viento.

Su serie de Terramar estaba claramente influida por El señor de los anillos, de J. R. R. Tolkien. "Pero en lugar de trazar una guerra espiritual entre el bien y el mal, las historias de Le Guin estaban organizadas en torno a un equilibrio por el que competían distintas fuerzas", según señala el diario The New York Times.