Retrato de Hernán Cortés, pintado por Juan Aparicio Quintana, en el Ayuntamiento de Medellín.

Retrato de Hernán Cortés, pintado por Juan Aparicio Quintana, en el Ayuntamiento de Medellín. AHM

Historia El legado, a debate

Hernán Cortés, destripado por los expertos: todos los secretos del conquistador, escritor y ¿villano?

Medellín, la ciudad natal de Cortés, acoge un congreso internacional para indagar en su figura y celebrar el quinto centenario de su llegada a México.

El antropólogo e historiador francés Christian Duverger tiene un libro, Crónica de la eternidad (Taururs), en el que asegura que el soldado Bernal Díaz del Castillo, gran cronista de las Indias, nunca pudo escribir la Historia verdadera de la conquista de la Nueva España. Él le atribuye la autoría de la obra, una de las más importantes del Siglo de Oro, a Hernán Cortés, conquistador victorioso y escritor ilustrado, tan instruido en el manejo del arcabuz como en el de la pluma. Los otros escritos de cortés, las Cartas de relación, fueron quemados en las plazas públicas durante los últimos años de su vida y de ahí su empeño, según Duverger, por plasmar con tinta y de forma anónima sus aventuras y campañas en el Nuevo Mundo.

"Esto cambia la visión que tenemos de Cortés: detrás del conquistador bárbaro y sanguinario del que se habla, encontramos una persona mucho más culta que tiene una obra maestra", explica por teléfono el antopólogo galo a este periódico. Duverger se encuentra en España por un par de días, concretamente en Medellín (Badajoz), la ciudad natal del conquistador, donde impartirá la conferencia inaugural del congreso internacional que conmemora, desde este jueves hasta el sábado, el quinto aniversario del desembarco de Cortés en las costas del Imperio mexica. Y hará hincapié en esa faceta más desconocida del extremeño, la de escritor renacentista, así como en su sueño cristalizado, el del mestizaje, que germinó en "el nacimiento de un nuevo país con raíces españolas e indígenas".

"Nueva España la inventó el mismo Cortés. Fue algo muy importante para la historia mundial", cuenta Duverger, autor de Hernán Cortés. Más allá de la leyenda. Esteban Mira Caballos, también historiador de la vida del conquistador y ponente del simposio, añade: "Protagonizó una efeméride que lo cambió todo para bien y para mal. Destruyó un mundo, el de los indígenas, pero creó uno nuevo, el México actual y mestizo de nuestros días". El doctor en Historia de América acaba de regresar de otro congreso cortesiano celebrado en la ciudad mexicana de Veracruz, donde visitó el Hospital de Jesús, fundado por el conquistador en 1524. "¡Mira si todavía está presente su figura!", exclama.

'Prisión de Guatimocín, último emperador de los mejicanos, por las tropas de Hernán Cortés'.

'Prisión de Guatimocín, último emperador de los mejicanos, por las tropas de Hernán Cortés'. Museo Nacional del Prado

La aportación novedosa que presentará Mira Caballos en su conferencia tiene que ver con las raíces familiares de Cortés, bastante difusas hasta ahora. Se había especulado con la participación de antepasados suyos en la batalla de Covadonga, al lado de don Pelayo, un supuesto que se ha demostrado falso. "Sus orígenes eran hidalgos, pero no tanto como la historiografía tradicional ha asegurado", dice el historiador sevillano, que promete "aclarar la extensa parentela" que tenía Herán Cortés en su villa natal, Medellín —con tres personas compartiendo nombre y apellido—, y revelar otras cuestiones biográficas desconocidas.

El modelo del conquistador, la persona a la que admiró siendo niño, según Mira Caballos, fue su abuelo, Martín Cortés, nombrado Caballero de la Espuela por el rey Juan II en 1431, dos días después de la batalla de Higueruela, en la que los cristianos se impusieron a las tropas nazaríes. Su nieto fue protagonista de un éxito militar inverosímil, pero hasta su llegada a territorio mexica en 1519 era prácticamente virgen en lo que a la lucha armada se refiere. "Es un mito que se crea él mismo: se presenta como un gran estratega militar pero no había disparado ni un tiro hasta la batalla de Centla, su primera prueba de fuego. Era un novato en temas militar", cuenta el autor de Hernán Cortés: mitos y leyendas del conquistador de Nueva España.

Pese a ello, y acompañado de un ejército —si se le puede llamar así— de unos 500 hombres y una decena de cañones, Cortés logró conquistar un conjunto de estados que habitaban 18 millones de personas. "Es lo más impresionante, cómo un puñado de españoles pudieron apoderarse de un territorio tan inmenso y diferente", dice Christian Duverger, que cree que la historia de las alianzas con los pueblos indígenas nativos sometidos a las atrocidades del imperio de Moctezuma está mal explicada: "Cortés, que llevaba 15 años en América, quiere entrar en el mundo prehispánico y el hecho de poder firmar alianzas con los indígenas le ofrece la posibilidad de ver cómo funciona ese mundo. Tenía claro lo que quería lograr: la convivencia de los españoles y los indígenas".

Una imagen mítica

En el congreso, organizado por la Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste y la Asociación Extremadura Histórica, también se abordarán otras cuestiones como la influencia del arte novohismano o las tergiversaciones de la Leyenda Negra sobre la figura de Hernán Cortés, "incomprensiones" en palabras de Duverger. "Fue un personaje de su tiempo, no se puede entender sin su contextualización", añade Estaban Mira Caballos. "Era un conquistador, una persona dispuesta a morir y matar por conseguir fortuna, que actuó de forma coherente a lo que se pensaba de él". De ahí las masacres y asesinatos.

El objetivo del simposio, según José Ángel Calero, presidente de la Asociación Extremadura Histórica y miembro del comité organizador, es el reconocimiento de la "controvertida y poliédrica" figura de Hernán Cortés, pero analizándola con mayor rigor y fundamento histórico. "Queremos que después del congreso haya un antes y un después, que sea un hito importante en la historiografía española, con una publicación académica relevante", expone Calero.

'Conquista de México por Hernán Cortés'

'Conquista de México por Hernán Cortés' Museo del Prado

Las ponencias y mesas redondas, en las que participará un amplio elenco de expertos como Alicia Mayer, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México; Ramón Tamames, académico de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas; o Rodrigo Martínez Barac, profesor-investigador de la Dirección de Estudios Históricos del INAH y la ENAH de México, llegan en un momento candente, con la polémica levantada por López Obrador aún coleando, y buscarán traer a Hernán Cortés al terreno de la historia, alejarlo de fines políticos y de la dualidad de juicio que le persiga.

El conquistador extremeño, a quien se le conocen decenas de amantes, logró una conquista más relevante que la de México según el historiador Esteban Mira Caballos, "la de la eternidad". "Con las Cartas de relación imita a su admirado Julio César. Pensaba que su gesta era igual o superior y las escribe pensando en perpetuar su imagen. Creó una imagen mítica buscando la posteridad y a la larga se salió con la suya".  500 años después, Hernán Cortés, el conquistador genocida o el liberador de indígenas, sigue siendo motivo de debate.