Retrato de Farah Pahlavi para la portada de su libro.

Retrato de Farah Pahlavi para la portada de su libro.

Arte Colecciones de gran valor

El tesoro 'porno' de la iraní Farah Diba: los 3.000 millones en cuadros ocultos en un sótano

Noticias relacionadas

Se estima que su colección de arte, con obras de artistas de la talla de Van Gogh, Picasso, Francis Bacon o un retrato de Andy Warhol, alcanza un valor cercano a los 3 billones de dólares. Sin embargo, durante las últimas cuatro décadas, la mayoría de la muestra ha permanecido en el sótano del Museo de Arte Contemporáneo de Teherán. Los lienzos que encuadran piernas desnudas o pechos femeninos no pueden exhibirse en Irán pues escandalizarían a la sociedad islámica, como el Gabrielle with Open Blouse de Renoir.

Este muestrario de arte moderno y contemporáneo es propiedad de Farah Pahlavi, también conocida como Farah Diba, la última emperatriz de Irán y viuda del sah Reza Pahlavi. En la actualidad tiene 80 años y ha publicado hace un par de meses un libro de 850 dólares editado por Assouline, Iran Modern: The Empress of Art, que recoge su viaje desde la cúspide de la sociedad iraní hasta el exilio desencadenado por la revolución de Jomeini en 1979 a la vez que se sumerge en su colección de obras maestras casi olvidadas.

Farah se convirtió en la tercera esposa del sah en 1959 y tuvieron cuatro hijos, de los cuales dos se han suicidado. Siempre ha sido una gran apasionada del mundo del arte y en la década de los 70 empujó al Gobierno de su país a invertir en obras modernistas en base a la siguiente reflexión, según recoge The Times: "Todo el mundo posee arte antiguo iraní. Nosotros no nos podemos permitir comprar arte antiguo del resto del mundo. Entonces, ¿por qué no invertir en arte moderno, desde los impresionistas hasta los contemporáneos?".

Su colección fue expuesta por primera vez en 1976 en lo que hoy en día es el Museo de Arte Contemporáneo de Teherán en la que se incluía Mural sobre terreno rojo indio, del expresionista estadounidense Jackson Pollock, la obra más valiosa de la muestra según la casa de subastas Sotheby’s, que en 2010 le puso un valor de 250 millones de dólares.

Entre los otros cuadros que tampoco pudo ser expuesto por su contenido explícito se encontraba fue el tríptico de Francis Bacon Two Figures Lying on a Bed with Attendants al representar en su parte central a dos hombres juntos en una cama. En Irán la homosexualidad esta prohibida. La obra fue prestada durante seis meses al Tate Britain, la Galería Nacional de arte británico y moderno en 2004.

Con la publicación de Iran Modern: The Empress of Art, Farah Diba quiere que esa colección amasada a base de compras en las mejores galerías del mundo como Sotheby's o Christie's, una de las mejores del mundo, sea visible a través de las 200 páginas que componen el libro ya que, hasta que no salgan de Teherán, muchas de las obras no podrán ser expuestas por los estereotipos de la sociedad iraní.