Fernando Francés, director del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga.

Fernando Francés, director del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga. Happynet Comunicación

Arte

El director del CAC de Málaga denunciado por agredir a la artista Marina Vargas

La artista denuncia a Fernando Francés por "golpearle en el rostro con la mano", en la Feria de Arte Santander. La artista asegura haber puesto una denuncia en la Policía, pero ni la Municipal ni la Nacional tienen constancia de la misma.

Fernando Francés, director del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga, ha sido denunciado por agredir a la artista Marina Vargas, en el stand de la galería Javier López y Fer Francés de la Feria de Arte Santander, tal y como ha hecho público en su muro de Facebook. “Sobre las 20:15, Fernando Francés, tras señalarme con el dedo y repetirme: “La has cagado, la has cagado”, me golpeó en el rostro con la mano. Todos los detalles de esta agresión están en conocimiento de la Policía, pues he interpuesto una denuncia contra esta persona”, asegura en su comunicado público.

Este periódico se ha puesto en contacto con la Policía Municipal y con la Policía Nacional de Santander para confirmar la denuncia, pero no les consta ningún procedimiento a nombre de “Marina Vargas” en contra de Fernando Francés. La directora de la galería explica a EL ESPAÑOL que están muy sorprendidos con la noticia porque el único testigo de la discusión es un trabajador de la galería del hijo de Fernando Francés y asegura que no vio agresión alguna. “Siempre ha habido muy buena relación con Marina. Y el trabajador dice que hubo discusión pero no contacto. Todo indica que no ocurrió nada de lo que denuncia y si es mentira es muy grave la acusación contra un personaje público como él”.

La artista Marina Vargas con la obra Apolo Astrum.

La artista Marina Vargas con la obra Apolo Astrum. Instagram Marina Vargas

Este periódico ha tratado de ponerse en contacto con la artista y su entorno más cercano, pero han declinado hablar sobre el tema. Los comunicados contra la violencia se han multiplicado a lo largo de la mañana. El primero ha sido el de La Caja de Pandora, un grupo de más de 3.000 mujeres, vinculadas con el arte y la cultura. “Una vez más, se pone de manifiesto cómo las estructuras de poder se aprovechan de los privilegios que los hombres ostentan. En muchos de los casos en los que la mujer decide hacerlo público o denunciar, las presiones a las que nos vemos sometidas y las puertas que se cierran para nosotras, nos obligan a retirar la denuncia”.

El texto publicado por Marina Vargas en su muro de Facebook.

El texto publicado por Marina Vargas en su muro de Facebook.

El comunicado también apunta que quieren mostrar públicamente su apoyo a Marina Vargas, “como mujer valiente que es” al compartir su testimonio “para prevenir a otras compañerxs [sic] y evitar que las situaciones de acoso y abuso se reproduzcan dentro y fuera de nuestro sector”. El director del ARTIUM, Daniel Castillejo, ha señalado en Facebook que la supuesta agresión “muestra con este acto el descontrol y la impunidad agresiva que todavía sigue atenazando a muchos hombres. En estos casos no hay medias tintas”.

Mundo lodazal

El crítico Luis Francisco Pérez ha escrito que “la agresión verbal y física sufrida por la artista Marina Vargas es un hecho gravísimo, delictivo, que no puede quedar impune. De entrada, se impone una denuncia colectiva -denuncia pública, ética y moral, quiero decir- de toda la profesión contra el agresor, pues este asunto va mucho más allá del cumplimiento de las buenas prácticas”. El historiador del arte y comisario de exposiciones Rafael Doctor asegura en su muro que “seres como este señor han convertido nuestro mundo en un lodazal que no nos merecemos y no podemos seguir tolerando”.

Fernando Francés con una de las obras de Vargas expuestas en el CAC.

Fernando Francés con una de las obras de Vargas expuestas en el CAC. Instagram

La Asociación de Mujeres de Artes Visuales también se ha posicionado: “Mandamos todo nuestro apoyo a la artista Marina Vargas y mostramos nuestra repulsa ante todas las agresiones, violencias y coacciones que se ejercen contra las mujeres de nuestra sociedad. Desde MAV, todas juntas luchamos por desenmascarar y erradicar todo tipo de agresiones hacia las mujeres en el mundo del arte. Hermana estamos aquí para apoyarte”.

La Asociación de Artistas Visuales de Madrid (AVAM) también ha lanzado un comunicado en contra de lo sucedido. “Como asociación dedicada a la defensa de las y los artistas profesionales, AVAM quiere manifestar su profundo dolor y total apoyo a la artista Marina Vargas por los hechos sucedidos el domingo en la feria Arte Santander según ella misma denuncia en redes sociales”, escriben. “La violencia física y psicológica han de estar totalmente alejadas de cualquier relación entre profesionales del arte, así como las amenazas y el chantaje”.

Versiones contradictorias

Fernando Francés hijo, dueño de la galería en la que exponía obra Marina Vargas y donde suceden los hechos, asegura a este periódico que no estuvo presente durante la discusión, pero “todos han dicho que en ningún momento hubo contacto físico”. Alega que la galería Moisés Pérez de Albéniz dice no haber visto nada. “No hubo agresión, tal y como dice nuestro trabajador”. La directora de la galería ha explicado a este periódico que los motivos del enfrentamiento eran cuestiones artísticas. Sin embargo, Francés asegura que su padre y la artista discutían por motivos personales. Ella se iba a quedar a pasar la noche en la casa de los Francés en Santander y en el último momento cambió de opinión sin avisar, en la versión de ellos.

Fernando Francés nombrado miembro de la Orden del Imperio Británico.

Fernando Francés nombrado miembro de la Orden del Imperio Británico. Instagram

“Después de la discusión me dijo que lo había hecho mal, que la perdonara. Ella estaba llorando y me pidió perdón por las cosas que había hecho mal. No tenía rastro de ningún tortazo. Y fuimos a cenar juntos después de la inauguración. Ella continuó la fiesta y por la mañana fui a despertarla para ir al aeropuerto. Subimos al avión, aterrizamos en Madrid y no dejó de sentir que se sentía humillada por lo que había pasado”, ha contado a este periódico el hijo de Fernando Francés. “Es bastante exagerada y lleva muy mal que le digan las cosas en público. Además, hay cámaras en la Feria y estamos muy tranquilos”.

Una de las obras de Marina Vargas.

Una de las obras de Marina Vargas. Instagram

Fernando Francés, miembro de la Orden del Imperio Británico, ha sido muy cuestionado por no atender a los conflictos de intereses por programar en la institución pública malagueña que dirige a artistas representados por su hijo. Entre ellos, la propia Marina Vargas.