La sede de la SGAE en Madrid.

La sede de la SGAE en Madrid. EFE

Cultura Propiedad intelectual

La 'SGAE mundial' expulsa a la española un año por la ausencia de reformas

La Asamblea General de la CISAC ha adoptado esta medida, que podrá levantarse en cualquier momento, hasta que se cumplan los requerimientos.

La Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores (CISAC) ha decidido excluir como miembro durante un año a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), de España, a raíz de denuncias "que son motivo de gran preocupación en relación con las actividades de la entidad".

La decisión, adoptada en la Asamblea General de la CISAC que se celebró este jueves en Tokio, tuvo en cuenta "las recientes reformas puestas en marcha por la nueva presidenta de la SGAE", Pilar Jurado, según ha informado la organización en un comunicado.

"Si bien se han propuesto una serie de cambios favorables, estos aún no han sido aprobados por la Asamblea General de la SGAE", agrega la nota. Además "exige la realización adicional de importantes desarrollos técnicos y cambios reglamentarios necesarios para garantizar el cumplimiento de la SGAE de las reglas profesionales" para las sociedades que integran la organización.

La CISAC, añade el comunicado, "ha acordado que la sanción podrá ajustarse o levantarse en cualquier momento, siempre que el Consejo de Dirección de la CISAC considere que se ha logrado el suficiente progreso para aplicar los requerimientos de la CISAC".

La organización "lleva trabajando muchos meses con la SGAE a raíz de las denuncias interpuestas y que son motivo de gran preocupación en relación con las actividades de la entidad, incluyendo, entre éstas, el trato discriminatorio de titulares de derechos y la aplicación de procedimientos de reparto de manera no equitativa".

También recuerda que en abril de 2018 hizo llegar a la SGAE un informe con una serie de recomendaciones "para los cambios necesarios en relación con las normas de gobernanza, los estatutos y los procedimientos de reparto de la entidad".

"En diciembre de 2018, a la vista de la falta de progreso por parte de la SGAE en relación con los requerimientos exigidos, el Consejo de Dirección de la CISAC anunció la apertura de un procedimiento sancionador", agrega la nota.

La organización "celebra los avances positivos llevados a cabo recientemente para mejorar la situación", pero sostiene que para que las soluciones "sean realmente duraderas" es necesario que las reformas tengan el "pleno respaldo" de la Asamblea General de la SGAE, convocada para el próximo 24 de junio.

Finalmente, la organización sostiene que seguirá vigilando "atentamente" los progresos que vaya haciendo la SGAE para implementar las reformas necesarias y seguirá ofreciendo "todo su apoyo" a la dirección de la entidad española, "con la esperanza de poder readmitirla como miembro lo antes posible".

Voto de confianza

En una primera reacción, la SGAE señaló en un comunicado que la decisión de la CISAC representa "un voto de confianza" a la gestión presidida por Pilar Jurado y "confía la duración de la medida a los resultados" de su Asamblea General y su gestión posterior.

La entidad española, que estuvo representada en la reunión de Tokio por su presidenta, considera que la CISAC "ha valorado positivamente los cambios introducidos para la mejora de la gobernanza" dentro de la SGAE, y cita entre ellos la modificación de sus estatutos para adaptarlos a la nueva Ley de Propiedad Intelectual en España.

También recuerda entre esas medidas la creación de una comisión de supervisión independiente y el desarrollo del reglamento del voto electrónico para las asambleas y los distintos procesos electorales.

La Junta Directiva de la SGAE, añade la entidad española, "aprobó el reparto de los derechos correspondientes a diciembre de 2018 y junio de 2019 con el criterio legal vigente en la actualidad de un tope del 20 % para la música emitida en la franja nocturna de televisión".

El comunicado de la SGAE recoge palabras de Jurado en la que dice que la CISAC ha reconocido los esfuerzos de la dirección de la entidad española en "el proceso de cambio" de la sociedad.

"Hago un llamamiento para que los socios ratifiquemos en la próxima Asamblea General los cambios introducidos para cumplir las demandas de la CISAC, y dejemos atrás esta situación", agrega Jurado en esa declaración.

La CISAC está integrada por 230 sociedades de 122 países y representa a más de cuatro millones de creadores de todo el mundo y de diferentes repertorios artísticos.  Fundada en 1926 y con sede en Francia, la organización busca proteger y representar los intereses de los creadores en todo el mundo. 

La noticia se produce, precisamente, un par de días después de que el Ministerio de Cultura y Deporte haya enviado un requerimiento a la SGAE en el que solicita a la entidad "corregir los incumplimientos graves" en relación a la modificación de estatutos, elecciones de miembros de la junta directiva y repartos de derechos, al que tendrá que responder en el plazo de cinco días.