Pérez-Reverte y Manuela Carmena.

Pérez-Reverte y Manuela Carmena. Efe

Cultura Polémica

Pérez-Reverte arremete contra Carmena por vetar la estatua de 'Los últimos de Filipinas'

El escritor asegura que "es una asociación infame la de que todo lo que es historia es fascismo, es un cáncer peligrosísimo".

La posible inauguración en Madrid de un monumento a 'Los últimos de Filipinas' ha desencadenado una nueva batalla política en el consistorio. El grupo municipal de Ahora Madrid, liderado por la alcaldesa Manuela Carmena, se ha manifestado en contra de la petición de la Fundación Museo del Ejército de homenajear a los "héroes de Baler" con una estatua al considerarla "colonialista". La decisión no solo ha molestado al resto de partidos políticos, sino también al escritor Arturo Pérez-Reverte.

El autor de la trilogía sobre Lorenzo Falcó, que presentó este martes su nuevo libro, Una historia de España (Alfaguara), ha cargado duramente contra Carmena y la postura del Ayuntamiento, de quien depende en última instancia la colocación o no de un monumento que había sido aprobado en sede parlamentaria por mayoría con los votos de PP, PSOE y Ciudadanos. "Es una asociación infame la de que todo lo que es historia es fascismo, es caspa", ha disparado Reverte.

La realización de la obra de 'Los últimos de Filipinas' ha sido encargada al escultor Salvador Amaya, que ya creó la del almirante Blas de Lezo, a partir de un boceto de Augusto Ferrer-Dalmau, el pintor de batallas; y pretende conmemorar el 120 aniversario de "la gesta de Baler", que se celebra el próximo 30 de junio. El objetivo del Museo del Ejército es "dar a conocer la hazaña y resaltar las virtudes militares de los soldados españoles que lucharon en Filipinas, y que defendieron el destacamento de Baler, guarnecido en la iglesia del pueblo, durante 337 días y ante fuerzas muy numerosas".

“Lo hablaba con mi amigo Ferrer Dalmau", continuó Reverte sobre la polémica. "Había aquí en Madrid una iniciativa para hacerle un monumento a 'Los últimos de Filipinas', que eran unos desgraciados y que sufrieron toda la incompetencia y la indecencia de los políticos de la época. Pues bien: el PSOE y el PP lo había aprobado y el Ayuntamiento lo ha parado, porque presuntamente es un monumento al colonialismo, al belicismo y al militarismo. Es una asociación infame, es un cáncer peligrosísimo en el que estamos metidos de lleno”. 

Aunque desde el equipo de Ahora Madrid se ha matizado la decisión, asegurando que todavía no ha sido tomada la definitiva, según informa Efe, el argumento vertido por una de las portavoces de la formación fue que los 33 hombres que resistieron en 1899 un constante asedio en Filipinas, durante 337 días, "eran soldados de un ejército colonial"

Respuesta de la oposición

Desde la oposición ya han dejado claro que no se rendirán. El portavoz del Grupo Municipal del PP y candidato de este partido a la Alcaldía, José Luis Martínez-Almeida, aseguró este miércoles que si llega al Palacio de Cibeles, erigirá en Chamberí un monumento a 'Los últimos de Filipinas', "protagonistas de una gesta militar del glorioso ejército español", que "ha contribuido a erigir una de las naciones de la civilización occidental como es España".

El boceto de Ferrer-Dalmau.

El boceto de Ferrer-Dalmau.

'Los últimos de Filipinas' fueron los encargados de defender el destacamento español en el pueblo de Baler, en la isla de Luzón, incrédulos y escépticos ante las noticias sobre el desarrollo de la guerra: España y EEUU firmaron el Tratado de París en 1898, poniendo formalmente fin a la contienda, pero ellos mantuvieron la resistencia. A estos "héroes" se les pretende homenajear con una estatua de 2,9m de alto del teniente Martín Cerezo, uno de los oficiales al mando, a través de una campaña de micromecenazgo.

Los militares españoles aguantaron el sitio durante 337 días, hasta el 2 de junio de 1899. El 30 de junio, el presidente local, Emilio Aguinaldo, decidió darles el trato de héroes por su estoica resistencia, en lugar del de prisioneros de guerra.