Uno de los murales sobre Cristóbal Colón en la universidad estadounidense.

Uno de los murales sobre Cristóbal Colón en la universidad estadounidense. University of Notre Dame

Cultura Revisionismo

Censuran unos murales de Colón en una universidad de EEUU por "degradar" a los nativos indígenas

La Universidad de Notre Dame conserva 12 pinturas sobre el descubridor de América que ahora consideran ofensivas.

Sigue la cruzada en Estados Unidos contra Cristóbal Colón. La Universidad de Notre Dame, una de las punteras del país, ocultará una serie de pinturas del siglo XIX que celebraban la figura del descubridor del Nuevo Mundo después de que un grupo de alumnos y varios miembros del profesorado se quejasen de que las obras ensalzan supuestamente la esclavitud de los americanos nativos.

Se trata de 12 murales que fueron pintados en grandes paneles de yeso en el edifico principal del campus en la década de 1880. El autor fue el italiano Luigi Gregori, quien representó varias fases del viaje de Cristóbal Colón por América.

"En el momento en que fueron pintados, los murales no estaban concebidos como una ofensa a los pueblos indígenas", dijo John Jenkins, el presidente de la universidad, una institución religiosa, en una carta hecha pública el pasado domingo en la que anunciaba el plan de no exponer más las obras. Sin embargo, mucha gente los encuentra ahora ofensivos.

"Muchos han concluido que las pinturas, en el mejor de los casos, ocultan las consecuencias que tuvo el viaje de Colón sobre los pueblos indígenas que habitaban este 'nuevo' mundo; y en el peor de ellos, que los degradan", añadió Jenkins. 

Desde 1990, los estudiantes, profesores y visitantes que contemplan los murales pueden leer un folleto proporcionado por la universidad destinado a dar un contexto histórico a las obras de arte que muchos aseguran que está lleno de estereotipos.

El presidente de Notre Dame ha ordenado que los murales se cubran con un tejido que les permita volver a ser expuestos de forma ocasional. El objetivo es seleccionar otro lugar del campus para colocar fotografías en alta resolución de los trabajos originales y proporcionar más información que un simple folleto.

En el comunicado, Jenkins habla de la llegada de Colón a América como una "catástrofe" para los nativos. "Queremos preservar las obras artísticas originalmente destinadas a celebrar a los católicos inmigrantes que se encontraban marginados en ese momento en la sociedad, pero queremos hacerlo de una manera que evite la marginación involuntaria de los otros", concluyó.

Las obras representan al conquistador como un pionero de la fe católica, pero los detractores creen que su exploración, auspiciada por los Reyes Católicos, se desarrolló con una narrativa mucho menos heroica.

El debate sobre estos cuadros viene de largo. Sin ir más lejos, otra carta publicada en 2017 en la revista de los estudiantes aseguraba que en los murales "los nativos están estereotipados, su destrucción es dorada y su esclavitud celebrada. Conmemoran y elogian el comienzo de la eliminación sistemática durante siglos de los nativos americanos de Estados Unidos".