Elizabeth Taylor en Cleopatra

Elizabeth Taylor en Cleopatra

Cultura Arqueología

¿El descubrimiento del siglo?: la tumba de Cleopatra, localizada

Uno de los grandes misterios del Antiguo Egipto -y de la historia- es la localización de la tumba de Cleopatra, poderosa mujer, la última reina de la dinastía ptolemaica. Zahi Hawass, el considerado mayor egiptólogo del mundo, lleva bastante años sumergido en una investigación cuya finalidad es descubrir el sepulcro de Celopatra, lo que sería un hallazgo de una dimensión extraordinaria.

Esta semana, en una conferencia pronunciada en la Universidad de Palermo (Sicilia), Hawass, de 71 años, ha hecho una revelación que, a expensas de confirmarse, es histórica: "Sé dónde está la tumba perdida de Cleopatra". Y los datos que ha ido recabando le conducen a un lugar preciso: las ruinas del templo Taposiris Magna, a unos 45 kilómetros al oeste de la ciudad mediterránea de Alejandría.

Pero hay más. El arqueólogo cree que al lado de la última reina de Egipto estaría enterrado Marco Antonio, su gran amante. "Espero encontrar sus tumbas pronto. Creo que fueron sepultados juntos", ha asegurado Hawass. "Estamos muy cerca de descubrir la localización precisa de la tumba, estamos en la buena dirección. Sabemos exactamente dónde tenemos que excavar".

Cleopatra se suicidó en agosto del año 30 a.C., a los 39 años. Según unas versiones se dejó morder por un áspid, una cobra egipcia, aunque algunos historiadores romanos señalan que se envenenó mediante un ungüento tóxico. Lo cierto es que cercada por su enemigo, el emperador romano Octavio, decidió quitarse la vida antes que ser llevada a Roma como trofeo. 

Desde entonces, el lugar en el que fue enterrada la reina es un misterio, aunque ya desde hace unos años, y también gracias a una investigación en la que participó el egiptólogo Zahi Hawass, las ruinas del templo Taposiris Magna son la principal hipótesis que se ha manejado. Allí habría sido trasladados también los restos de Marco Antonio, quien asimismo se arrebató la vida ante la inminente derrota.

Las declaraciones realizadas por Hawass otorgan, por la seguridad que transmiten, más credibilidad a esta creencia. De ser verdad que la tumba de Cleopatra ha sido localizada, se trataría de un descubrimiento "más importante aún que la tumba de Tutankamón"; sin duda uno de los mayores de la historia.

El arqueólogo asegura que la tumba se localiza en unas galerías subterráneas, de muy difícil acceso, que estarían inundadas por culpa del lago que hay en las cercanías del derruido templo. Según Hawass, en unas declaraciones recogidas por ABC, "se trata de un lugar funerario monumental digno de realeza, muy importante; no es un lugar funerario cualquiera. Y aquí han aparecido muchos elementos que se refieren a Cleopatra. En definitiva, no puede ser un sitio dedicado a personajes ordinarios, sino solamente a los más altos dignatarios".

La siguiente fase del proyecto consiste en achicar el agua de la zona para poder llevar a cabo las excavaciones. Pero Hawass no tiene ninguna dudad de que por fin ha dado con la tumba de Cleopatra.