María Teresa Campos, en una imagen de archivo fechada en diciembre de 2017.

María Teresa Campos, en una imagen de archivo fechada en diciembre de 2017.

Famosos HABLAMOS CON SU ENTORNO

Teresa Campos, al límite tras la tensión familiar y lo que esconde su amistad con Kiko Hernández

Según se desliza a JALEOS, la presentadora ha suplicado a sus hijas que dejen de involucrarla en sus conflictos. Además, está "molesta" con su nieta. 

21 agosto, 2021 01:06

Noticias relacionadas

La fotografía que María Teresa Campos (80 años) se tomó hace unas semanas en su casa de Las Rozas junto a Kiko Hernández (44) y Belén Rodríguez (54) zarandeó los cimientos de la familia Campos de forma totalmente irreversible. El primer miembro de la saga que afeó públicamente la imagen fue su nieta, Alejandra Rubio (21), quien aseveró en el espacio Viva la vida que no entendía cómo su abuela accedía a recibir en casa a Kiko Hernández, azote de la familia y uno de los colaboradores más aguerridos y críticos para con ellas. 

No solo eso, aseguró la joven sin titubeo que, en su opinión, Hernández "utiliza" a Teresa Campos, y se beneficiaría de que la presentadora no ve el programa Sálvame y, por ende, tampoco las gruesas palabras que vierte el colaborador sobre Terelu Campos (55), Carmen Borrego (54) y ella misma. También Terelu llamó al orden al televisivo Hernández días atrás. En la antípoda de madre e hija está Carmen Borrego, la cual mantiene en la actualidad una excelente relación con el colaborador, extremo que ha recrucedido más, si cabe, la tensión entre las hermanas Campos.

María Teresa Campos en una imagen de junio de 2020.

María Teresa Campos en una imagen de junio de 2020. Gtres

Hace unos días, un medio informaba de que Terelu y Carmen no se hablan, que su relación es inexistente ante tanta tirantez. Que Terelu no comprende la actitud de su hermana al reconciliarse con Hernández en el espacio La última cena. Sea como fuere, unos líos familiares que han terminado por sobrepasar a María Teresa Campos. Según la información que maneja JALEOS, la presentadora está al límite, agotada y alterada. No puede más. Desea que la dejen tranquila y que sus hijas "no la arrastren" en sus conflictos. "Ella es muy sensible y últimamente más. Teresa no está para que le den disgustos y este verano está siendo un infierno para ella". Lo de la foto de Kiko la ha molestado muchísimo. Sobre todo, está muy molesta con su nieta, informa una persona cercana a la comunicadora.

Teresa no alcanza a comprender por qué a sus 80 años tienen que fiscalizarle sus amistades: "No comprende cómo puede decir Alejandra que poco menos que abusan de ella, como si fuera una mujer senil. Eso la disgustó mucho y se lo ha hecho ver con un mensaje y una llamada". Considera Campos madre que no debe dar cuentas a nadie, como tampoco ella las pide. 

Sabe lo que tiene con Kiko y lo especial que él es para ella, se asegura, para añadir: "Lo conoce, pero sabe perfectamente diferenciar y, además, cree que de ese modo lo tiene de su lado y calma a la fiera, por así decirlo". Es más, siempre que lo invita a casa le pide que pise el freno con sus hijas y con su nieta. Es la súplica que siempre acompaña al reencuentro. En esa línea, se explica que María Teresa ha pasado unos días molesta y sin coger el teléfono a sus hijas. Únicamente se desahoga con Gustavo, su chófer, mano derecha, confidente y casi hijo. Él la visita diariamente y charla con ella. A Teresa le hace mucho bien. 

"Está en un punto de su vida que lo único que quiere es cariño y compañía, y nada de conflicto. Te digo que últimamente recibe más de lo último que otra cosa", se desliza al otro lado. ¿Se siente María Teresa Campos sola? ¿Es este el motivo por el que se volvió de Málaga antes de tiempo, como sostiene el periodista Jesús Manuel Ruiz? La persona con la que se contacta arroja algo de luz: "Teresa en Málaga se aburre cada vez más porque tampoco ha coincidido con sus amigas de siempre y sus hijas han estado de aquí para allá. Para colmo, le recuerda a Bigote (71). Tampoco le gusta mucho bajar a la playa y para estar en Málaga encerrada en casa se viene a Madrid". 

A nivel profesional Campos no pierde la esperanza y su hija Carmen está gestionando posibles escenarios de cara a septiembre: "Guarda la esperanza de que en septiembre lleguen cosas o se retome La Campos Móvil, ese programa le hizo mucho bien". Una buena amiga de Teresa abordó otra vertiente en la que nada tiene que ver lo laboral, aunque influya o condicione: "Los que conocemos a María Teresa sabemos que es una mujer fuerte, que se ha rehecho en muchos momentos de su vida, pero no ha llegado a los 80 como a ella le hubiera gustado. No es la etapa que soñó con disfrutar".

[Más información: Bigote Arrocet, la verdad de su nueva ilusión y la última petición de Teresa Campos para 'borrarlo' de su vida]