Julián Muñoz en un montaje de JALEOS junto a algunos fotogramas del polémico vídeo.

Julián Muñoz en un montaje de JALEOS junto a algunos fotogramas del polémico vídeo.

Famosos MULTITUD DE CAMBIOS

Julián Muñoz, dos años después de sus polémicas sevillanas: así ha cambiado su vida

En la actualidad, el exalcalde de Marbella lleva una vida mucho más tranquila, centrado en su familia y tratando de alejarse del foco mediático. 

Noticias relacionadas

Hace justo dos años, JALEOS publicaba en exclusiva un vídeo que tuvo un gran impacto en la vida de Julián Muñoz (71 años). En las imágenes, el exalcalde de Marbella bailaba sevillanas con una rubia, entonces desconocida, a altas horas de la madrugada en el bar de copas Trafalgar en la urbanización de Calahonda. Una salida que desmontaba que tuviera la "salud delicada", como esgrimieron en su momento sus abogados para que pudiera salir de prisión.

730 días después se puede ver hasta qué punto esta salida nocturna trastocó su vida. La primera consecuencia inmediata fue su ingreso de nuevo en prisión. JALEOS narra cómo fueron los hechos y qué ha sido de la vida del exalcalde de Marbella en todo este tiempo. 

1. Publicación del vídeo (24 de enero de 2018). Este periódico publicó un vídeo en el que se podía ver a Julián Muñoz bailando junto a mujer llamada Rocío unas sevillanas en el bar de copas Trafalgar, en la urbanización de Calahonda, a quince kilómetros de Marbella.

Julian Muñoz bailando Carmen Suárez

En este vídeo se vea a un Julián Muñoz repleto de energía y con una salud, si no buena, al menos normal. Algo que contrarrestaba con el argumento de sus abogados, quienes esgrimieron que el exalcalde tenía serios problemas de salud por los que era recomendable que abandonara la prisión. 

Además, en este régimen de semilibertad la justicia le había puesto la condición de llevar una pulsera de control carcelario que regulara su vida fuera de prisión. Según explicó a este periódico un responsable penitenciario Julián tenía que permanecer en su domicilio por la noche de lunes a jueves; y solo podía disfrutar del ocio durante el fin de semana; lo que indicaba que con esta salida nocturna podría haber quebrantado las condiciones penitenciarias.

2. Decisión judicial (29 de enero de 2018). Pocos días después que JALEOS publicase el vídeo, la justicia anunció que se había revisado el caso de Julián Muñoz y se había decidido retirarle la pulsera de control y que volviera a ingresar en el CIS de Algeciras para seguir cumpliendo el tercer grado.

Un hecho que afectó profundamente a su familia, especialmente a su hija Elia. "Esta mañana han llamado a mi padre del CIS, pero aún no se sabe nada en firme hasta que el abogado decrete", explicó la joven a este periódico. 

3. Ingreso en prisión (12 de febrero). A principios de febrero, el exalcalde de Marbella finalmente ingresó en el Centro de Inserción Social de Algeciras, donde debía permanecer de lunes a jueves, pudiendo salir al exterior de 17 a 21:45 horas, y de viernes a domingo. 

Julián Muñoz pidiendo perdón tras hacerse públicas las polémicas sevillanas.

Julián Muñoz pidiendo perdón tras hacerse públicas las polémicas sevillanas.

A su entrada en la cárcel, apareció ante las cámaras cabizbajo, con la respiración entrecortada y profundamente arrepentido: "Me he equivocado y por eso me arrepiento. Pido perdón", afirmó, señalando que la decisión judicial había sido un duro varapalo y que ya habían emitido un recurso. 

4. Empeora su salud. Su paso por prisión trajo consigo una consecuencia inmediata: su salud empeoró. Solo un mes después tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital por una "subida de tensión importante" y, en abril, tuvo que ser sometido a una intervención. 

Elia, la hija del exedil y uno de sus mayores apoyos, explicó entonces a JALEOS periódico que su padre "tiene días de todo tipo, ratos buenos y muy malos" ya que la prisión deterioraba su salud, como estaban demostrando con las diferentes pruebas médicas a las que le estaban sometiendo. 

5. Nueva sentencia (24 de julio de 2018). Los meses entre rejas pasaban cuando Julián Muñoz recibió un nuevo varapalo: el Tribunal Supremo confirmó la condena de un año, un mes y quince días de prisión, así como siete años de inhabilitación especial para cargo público por delitos de fraude y prevaricación urbanística. 

La salud de Julián Muñoz se deterioró tras su último ingresó en prisión.

La salud de Julián Muñoz se deterioró tras su último ingresó en prisión.

Se establecía, además, que el exalcalde y Manuel Lores Romero, propietario de la sociedad beneficiaria de los convenios Promociones Lorcrimar S.L; debían pagar una indemnización, de forma conjunta y solidaria. Un pago por los perjuicios producidos al ayuntamiento de Marbella la cantidad de 172.156,44 euros más el IVA correspondiente a dicha cantidad así como el interés legal desde la firmeza de la sentencia

6. Vacaciones de verano.  La primera semana de agosto, Julián Muñoz obtuvo un permiso para disfrutar de unas vacaciones durante unos días. El exalcalde se marchó a Castelldefels a descansar en la playa con una mujer joven desconocida, según unas fotografías que se hicieron públicas en las que aparecía tomando el sol, paseando por la orilla e incluso nadando con soltura en las aguas del mar Mediterráneo. 

7. Salida de prisión (2 de noviembre de 2018). Tras ocho meses en prisión, la Audiencia Nacional finalmente aceptó el recurso interpuesto por Julián Muñoz para que cumpliera el resto de su condena en su vivienda. De nuevo, la salud volvía a ser un factor de peso, ya que el exalcalde "presenta una prulipatología crónica de carácter cardiovascular, metabólico, respiratorio y urológico, sin que se prevean de los controles médicos una mejoría a medio plazo", explicaba el dictamen. 

Una noticia que Julián Muñoz recibió con alegría. "Se la ha tomado bien. Todo lo que sea poder estar fuera de allí, seguir con normalidad el tratamiento y estar en familia pues le viene muchísimo mejor para su estado de salud", explicó Elia a este periódico. 

8. Nueva vida alejado de los focos. Tras su paso por prisión, Julián Muñoz pasó a tener una vida mucho más tranquila, centrada en su familia y alejada de las cámaras de fotógrafos y curiosos. Salvo contadas ocasiones en las que ha llamado en directo a algún programa o ha concedido una entrevista, Muñoz se mantiene alejado del foco mediático, y cuando habla es para dejar claro que su salud está resentida. Hace escasas semanas, ofreció una entrevista en la que aseguró que a pesar de que intenta cuidarse mucho, en la actualidad toma hasta "16 pastillas al día". "Tengo diabetes, todas las arterias tocadas, tuve dos infartos y un ictus. Llevo tres stents en la arteria coronaria y dos en la pierna", enumeró en Lecturas. 
Durante estos dos años Elia, la hija del exalcalde, ha sido un gran apoyo para Julián Muñoz.

Durante estos dos años Elia, la hija del exalcalde, ha sido un gran apoyo para Julián Muñoz. Gtres.

Ahora, además, trata de mostrar una imagen mucho más humilde y cercana, llegando a pedir perdón por algunos de los episodios más polémicos que protagonizó en el pasado. De esto destaca especialmente el encontronazo que vivió en Marbella con varios paparazzis, cuando Isabel Pantoja (63) le pidió que mostrara "dientes, dientes, que es lo que les jode a los fotógrafos", y por el que ahora pide perdón. "Perdí la cabeza y pido perdón, no me he portado bien con la prensa. Me contagié de su agresividad", reconoció. 

Su paso por prisión también le llevó a tener una relación mucho más cercana con su familia, sobre todo con su hija Elia, quien ha demostrado ser su mejor portavoz y muestra una imagen de un padre arrepentido que ha aprendido de sus errores. "Nos ha pedido perdón en privado, que es mucho más valioso porque es cuando sale del corazón. A las tres (sus hijas y su exmujer). Las cosas no son como era, pero se agradece que cuando alguien comete un error, lo reconozca y se disculpe", aseguró. 

[Más información: Las sevillanas del moribundo Julián Muñoz a las cinco de la madrugada]