Alexis, hijo biológico de Edmundo Arrocet, en montaje JALEOS junto a su padre.

Alexis, hijo biológico de Edmundo Arrocet, en montaje JALEOS junto a su padre.

Famosos TRAS LA DEMANDA DE PATERNIDAD

Alexis, hijo de Bigote Arrocet, se quita el apellido de su padre: estos son los motivos

En conversación con JALEOS, el vástago del cómico asegura querer alejarse de su padre tras sus continuos desplantes y, para ello, se ha puesto el apellido de su padre adoptivo. 

Noticias relacionadas

Se presentó hace unos años ante los medios de comunicación como Alexis Ledgard (38 años), hijo de Bigote Arrocet (69) al que el cómico nunca quiso, o no prestó la atención debida, siempre según su versión. El joven desfiló por los platós de televisión y las revistas del papel couché para narrar su trágica existencia alejada de ese calor y afecto paterno. Sin embargo, pese a todo, portaba el apellido Arrocet como hijo biológico de Edmundo -este nunca negó este extremo-, y hace unos meses presentó una demanda de paternidad para que su progenitor le diera el lugar que merecía como hijo.

Entonces, fueron muchas las voces que se alzaron para asegurar que Alexis buscaba dinero, reconocimiento y un prestigio bajo el paraguas de ese apellido tan conocido. Pero, según ha podido confirmar JALEOS en conversación con Alexis, nada que ver. Este hombre no necesita ni dinero ni amparo tras un padre famoso. De hecho, desliza su drástica decisión: "Quiero dejar de usar el apellido de mi padre. En realidad, nunca lo he tenido porque no lo quiero. Me quiero poner mi segundo apellido en primer lugar, Ledgard, el de mi madre, y después Parcerisa, que es el de mi padre adoptivo". 

Edmundo y Alexis en una imagen tomada en 2016.

Edmundo y Alexis en una imagen tomada en 2016. Gtres

Asegura que es una decisión que tenía ganas de tomar desde hace tiempo, hastiado de tanto desapego: "Después de lo que me dijo, que no me quiere y no quiere hacerse cargo de nada, me da hasta un poco de vergüenza portar ese apellido. Me voy a poner el apellido de mi padre de verdad, el que me ha criado, aunque él no quiera saber nada de esto". En su tono de voz ya no se percibe ese carácter guerrillero de hace un tiempo; Alexis está cansado de insistir y no obtener respuesta emocional alguna. En su lucha por recuperar a su padre ha dejado en el camino muchas energías y, ante todo, a una persona capital en su vida: su madre. 

"Por culpa de todo esto, ya no me hablo con mi madre. Ese hombre ya ha demostrado que quiere a unos hijos más que a otros. Ese apellido, en realidad, me lo impusieron cuando yo era pequeño y cuando fui consciente me vi con un Arrocet que no me pertenecía". Cabe recordar que Annette Ledgard, la que fuera pareja sentimental de Bigote y madre de Alexis, siempre ha estado al lado de su hijo y, de hecho, en 2017 realizó una entrevista en la que narró su historia con Edmundo y secundó el dolor de su hijo con estas palabras: "No entiendo que Bigote no llama a su hijo". 

Así las cosas, algo ha debido de cambiar en este relato para que en la actualidad madre e hijo se hayan distanciado. Una fuente de total solvencia cercana a Bigote desliza a este periódico que "no es casualidad que ese distanciamiento se produzca después de que Edmundo y Annette hayan hablado en el último tiempo". En esa línea, se remarca: "Ahora la madre va diciendo que lo único que quiere ese hijo es televisión". Alexis, prudente y dolido, calla y no quiere prender más la llama. Ahora solo desea, de una vez por todas, pasar página y centrarse en su trabajo. Porque, insiste, él es independiente, autónomo y dispone de su propia empresa. Eso sí, cierra dejando claro que la demanda de paternidad sigue adelante. 

El hijo biológico de Edmundo solo quiere que se haga justicia. Así lo manifiesta en repetidas ocasiones. No quiere nada que no le pertenezca, y mucho menos, resultar un oportunista de cara a la audiencia. Aunque lo más rápido y eficaz hubiese sido que Edmundo reconociese legalmente a Alexis nada más llegarle la reclamación, no ha sido así, por lo que ambos se verán las caras en un juicio para vivir el desenlace de esta historia. En caso de que se demostrase que la pareja de María Teresa es el padre de Ledgard, pasaría a ser un hijo más y tendría potestad sobre los derechos hereditarios. A ese respecto, algunos medios apuntan a que el humorista no tiene ninguna propiedad a su nombre en España, pero Alexis le da igual: "No quiero nada de él, solo el reconocimiento". 

Los hijos de Edmundo no necesitan su dinero

Edmundo junto a dos de sus hijos, Maximiliano y Alexis, en una imagen de archivo.

Edmundo junto a dos de sus hijos, Maximiliano y Alexis, en una imagen de archivo. Gtres

Lo cierto es que la pareja sentimental de María Teresa Campos (78) puede presumir de que sus hijos han sabido labrarse una vida profesional bastante holgada. Por eso, Alexis insiste en que él tiene su vida y su dinero, y no es mentira. Es director de ObrasVivas.com, una empresa que se dedica al mantenimiento de embarcaciones, una pasión que le viene de lejos, de cuando fue subcampeón en catamarán. Por otro lado, los otros hijos del cómico cuentan con las siguientes profesiones: Estefanía, directora de expansión internacional de Nexus, empresa dedicada a las cuestiones económicas entre países; Gabriela preside una marca de ropa artesanal, Once Once Jeans, de prendas denim recicladas; por último, Maximiliano, reputado arquitecto en Londres y director del diseño de Museu de Arte, Arquitectura y Tecnología de Lisboa, MAAT. 

[Más información: Alexis, hijo biológico de Bigote, muy enfadado con su padre: "Es un retrógrado y un mentiroso"]