Patricia Gaztañaga en montaje JALEOS.

Patricia Gaztañaga en montaje JALEOS.

Famosos FLASHBACK JALEOS

Qué fue de Patricia Gaztañaga, la presentadora del diario más surrealista de la televisión

Estuvo siete años al frente de 'El diario de Patricia', el espacio que llevaba su nombre y que sacó su lado más cómico. Ha dejado grandes hitos para la historia de la televisión, pero, ¿qué ha sido de ella desde que dejó el programa en 2008? JALEOS lo sabe. 

Noticias relacionadas

Es imposible que alguien no se acuerde de Patricia Gaztañaga (51 años). Hubo una época no muy lejana en que su popularidad no tenía nada que envidiarle a la que viven en la actualidad figuras como Jorge Javier Vázquez (48) y Paz Padilla (49). Ella fue la primera en conquistar el terreno de la tarde a golpe de disparate y de testimonios descarnados. En 2001 aterrizaba en las tardes de Antena 3 con un programa a su medida, El diario de Patricia.

Ella, Patricia, estuvo al frente de él siete años; cada tarde, con sus risas incontrolables, sus momentos desgarradores a lágrima viva y también sus alicientes en forma de desmayos, peleas y espantadas en directo. En 2008 se despidió del formato para emprender nuevos retos profesionales y lo cierto es que en estos años no se ha desligado de la televisión, con mayor o menor fortuna. Su Diario marcó a varias generaciones durante siete temporadas, engatusó corazones y a día de hoy los nostálgicos se tronchan en Youtube con los mejores momentos de Patricia. 

Los hubo y muchos. Se puede decir que Gaztañaga desembaló el entretenimiento con un talk show icónico que cada tarde se colaba en los hogares españoles con el afán de animar o simplemente consolar con vidas peores. Viajando al pasado, impagable ese momento en que Patricia da la bienvenida a Fernanda y al tomar asiento esta, el subconsciente traiciona a la presentadora: "Hola, Juan". Rápidamente, corrige mientras no puede parar de reír: "Huy, perdona, Fernanda". Tras esto, ya nada continúa igual: el ataque de risa solo le permite pedir un pañuelo para secarse las lágrimas ante una Fernanda que solo atina a piropearla: "Estás guapísima".

 

Este no ha sido, ni mucho menos, el único descontrol de Patricia que la ha hecho cortar el guion en directo y doblarse literal de la risa. Otro épico invitado: vestido de gato, el hombre se sienta para decirle a su mujer que el que necesita cariño de verdad es él y que deje de prestarle tanta atención al gato. Ante esto, Patricia llora de la risa mientras el rímel corre por su cara: "Está usted harto del gato, de los pájaros, tú quieres que tu mujer... (carcajadas) te dé cariño a ti. Que te dé un beso antes de ir al trabajo". El surrealismo es tal que la presentadora lo despide de plató entre lágrimas: "No puedo más, Domingo". 

Ahí no acaba lo paranormal. Una madre que lleva 14 años sin ver a su hijo y se desmaya en pleno directo ante las súplicas de Patricia "un médico urgentemente, por favor"; ese joven agresivo que no atiende a razones con la madre, que intenta calmarlo y que la trate bien, y él suelta "yo mato por ti, que lo sepa todo el mundo, a ti te pasa algo y me cago en mi puta madre, pero estoy enfadado" mientras abandona el plató; o ese chico que va al plató a contar que su pareja se ha quedado "preñá" por una inyección en el médico.

A la luz de estos testimonios no cabe duda de que Patricia no lo ha tenido nada fácil para mantener la compostura y la postura. Hay vivido situaciones límite, tanto por lo descacharrado, como por lo auténtico y visceral. Siete temporadas al frente de este formato icónico le valieron a Patricia Gaztañaga para hacerse un nombre. No obstante, en su caso los cambios no fueron buenos. Buscó posteriormente nuevos proyectos que la dejaran salir de ese encasillamiento que le había impuesto el talk show de testimonios con escaso tino. 

Su vida más allá del 'Diario'

En abril de 2008, Patricia abandonó El diario de Patricia y fichó tan solo un año después por Cuatro para presentar Bodas cruzadas, una aventura que duró solo un par de días y que le hizo replantearse su marcha. Ante esta cruda realidad, Patricia volvió a la que fue su casa durante siete años y en 2010 presentó en Antena 3 El marco, un reality que fue cancelado diez días después de su estreno.

En 2012 volvió a su tierra natal de la mano de ETB con Voy a mil, un programa que tampoco tuvo muy buena acogida. Dos años más estuvo ligada a la cadena autonómica con Ongi etorri y Como en casa en ningún sitio. Después de volver a sus raíces, TVE le ofreció en 2015 volver a la televisión nacional con un formato de testimonios hecho expresamente para ella: Cuestión de tiempo. Patricia Gaztañaga aceptó, pero nueve programas después, la cadena pública canceló el formato por sus malas audiencias. 

Ver esta publicación en Instagram

Jon,Aitor,yo...y nuestro querido Bilbao,siempre Bilbao...Zorionak Aitor !!

Una publicación compartida de Patricia Gaztañaga (@patriciagaztanaga) el 28 Nov, 2015 a las 6:15 PST

En la actualidad, Patricia está concienciada con el abandono y maltrato animal, algo que ha querido trasladar a todos sus seguidores y apoyar firmemente. La presentadora se ha sumado a la campaña Adopta un setter, perros a los que maltratan o abandonan tras las épocas de caza en Bilbao. Pese a esta iniciativa, sorprende que los proyectos televisivos se hayan alejado de su vida. Gaztañaga se ha desvinculado de momento de la televisión. Queda patente que, para sus fans, cualquier tiempo pasado fue mejor. 

Pese a que en una época fue el rostro más visible de Antena 3, Patricia ha conseguido mantener a raya su profesión con su vertiente más privada y familiar. Está casada con un empresario vasco Iñaki Solaun y tiene dos hijas. Balbaína de pro, la presentadora hace una vida tranquila alejada de la tele. En su Instagram se puede ver la nueva vida de la presentadora, la cual no desaprovecha la ocasión siempre que puede para verse en su querido Bilbao con amigos como Jon Kortajarena (33) y Aitor Ocio (41). 

Empresaria junto a su marido

La presentadora ha probado suerte en los negocios más allá de la televisión. Tiene dos empresas que fundó junto a su marido. La primera de ellas es Arzaga 2001 S.L. fundada en 2001 para desarrollar actividades dentro del ámbito de la publicidad. En 2017 no ingresó ni un euro, tiene unas pérdidas de 56.400 euros y un activo de 3,4 millones de euros. 

La segunda de las empresas es Nikobe 2009 S.L: que fundó en 2009 y que cerró en 2014 para el desarrollo de actividades de programación y emisión de televisión. Esta también la constituyó junto a su marido, y en el momento de su cierre tenía un capital social de 240.000 euros. 

[Más información: El regreso de Patricia Gaztañaga al género que hizo grande en 'El diario de Patricia']