Este domingo se emitió la esperada entrevista que Meghan Markle (39 años) y el príncipe Harry (36) concedieron a Oprah Winfrey (67). Una conversación que costó a la cadena CBS alrededor de seis millones de euros y en la que los duques de Sussex relataron su difícil experiencia como miembros activos de la casa real británica. Si bien la actriz de Suits fue la gran protagonista de este encuentro, el nieto de Isabel II (94) también dejó sin palabras a la audiencia con sus desgarradores testimonios sobre su familia. 

Noticias relacionadas

Harry desveló que durante su estancia en Canadá, él y Meghan Markle mantuvieron el contacto con su abuela y su padre, el príncipe Carlos (72), vía telefónica y por correo electrónico. Sin embargo, siente que no ha recibido todo el apoyo del heredero al trono, quien dejó de atender sus llamadas.

Harry Meghan, durante su desveladora conversación con la veterana periodista. Reuters

"Tuve tres conversaciones con mi abuela y dos con mi padre antes de que dejara de atender mis llamadas. Y luego me dijo, ¿puedes poner todo esto por escrito?", explicó a Oprah Winfrey, quien inmediatamente le preguntó: "¿Por qué crees que tu padre te dejó de coger el teléfono?". Con total sinceridad, el hijo menor de Lady Di respondió: "Porque me tomé el asunto de forma personal. Sentía que tenía que hacer esto por mi familia. No fue una sorpresa para nadie. Es realmente triste que llegara a ese punto, pero tenía que hacer algo por mi propia salud mental, la de mi esposa y la de Archie también".

Aunque ahora la situación es distinta y Carlos ha vuelto a atender sus llamadas, Harry no ha podido evitar sentirse desprotegido por su padre, por quien ahora tiene una profunda lástima. "Siento una gran compasión por ellos", confesó el duque de Sussex, refiriéndose también a su hermano Guillermo (38).

Harry aseguró que se dio cuenta que estaba "atrapado" dentro de la familia real británica cuando conoció a la actriz estadounidense. En este sentido, confesó que tanto el heredero al trono como el duque de Cambridge, también experimentan este sentimiento, pero "no pueden irse". 

Harry confirmó a Oprah que él y su hermano están distanciados. Reuters

En cuanto a la relación con su hermano, Harry confirmó que se han alejado por haber tomado caminos diferentes. No obstante, ha dejado claro que esta situación podría cambiar en cualquier momento por el gran cariño que se tienen. "Él es mi hermano, hemos pasado por un infierno juntos, quiero decir, que tenemos una experiencia compartida", explicó el duque de Sussex a Oprah Winfrey. "Pero el tiempo cura todas las cosas. Ojalá", añadió. 

Durante la entrevista, el príncipe Harry también hizo referencia a sus finanzas. Así, explicó que su familia dejó de apoyarlo financieramente en el primer cuatrimestre de 2020, cuando decidieron dejar de trabajar junto a la monarquía británica. En todo este tiempo, según él mismo comentó, se ha mantenido con la herencia de Lady Di. "Tengo lo que me dejó mi madre, y sin eso no hubiéramos podido hacer esto", confesó el duque Sussex, quien también aseguró que esta situación financiera los obligó a firmar un contrato con Netflix y Spotify

Los duques de Sussex junto a los duques de Cambridge y el príncipe Carlos. Gtres

La ofensiva de la Reina

El mismo día que se emitió la entrevista de Harry y Meghan con Oprah, Isabel II pronunció su discurso anual a la Commonwealth para desviar la atención mediática de la reveladora conversación. Desde el Castillo de Windsor y en un programa especial para la BBC, la monarca dio un mensaje de agradecimiento a "la gran familia" de la Mancomunidad de Naciones y destacó la solidaridad de los 54 países ante la pandemia. 

En cuanto a la polémica entrevista, la Reina todavía no se ha pronunciado. Y es que lejos de estar al pendiente de la conversación durante su horario de emisión, de acuerdo con la prensa británica, ha preferido recibir la mañana de este lunes un briefing detallado de su contenido. No obstante, estará enfocada en sus labores, como lo ha estado haciendo en las últimas semanas. 

"Su Majestad pondrá el foco en su actividad pública, con unas cuantas cosas en la agenda", comentaron unas fuentes consultadas por el diario The Sunday Times. La prensa británica también ha explicado que tanto la monarca como el resto de la familia real prefiere trabajar en temas de relevancia para el Reino Unido, como las vacunas y la vuelta al colegio tras el confinamiento, dejando a un lado las desgarradoras palabras de los Sussex. No obstante, según los medios ingleses, esta guerra familiar apenas comienza. 

[Más información: Meghan Markle acusa a la familia real de racista y revela que pensó en suicidarse]