El príncipe Carlos de Inglaterra (72 años) y su mujer, Camila de Cornualles (73), ya han recibido la primera dosis de la vacuna contra la Covid-19. El matrimonio ha recibido el compuesto (se desconoce por el momento cuál de todos los que han lanzado ya al mercado diferentes farmacéuticas) un mes después de haberlo hecho la reina Isabel II (94) y su esposo, Felipe de Edimburgo (99), quienes la recibieron en el palacio de Windsor.

Noticias relacionadas

Ha sido Clarence House quien ha adelantado la información, sin ofrecer más detalles, puesto que tampoco se ha revelado, hasta ahora, si Carlos y Camila recibieron la vacuna juntos o por separado. Tan solo que se suman a los más de doce millones y medio de británicos a los que ya se les ha suministrado esa primera dosis, ya que se encuentran dentro de ese grupo de 15 millones de ingleses que, al superar los 70 años, está contemplado que se inmunicen en la primera fase del plan de vacunación.

Además de estos cuatro miembros de la familia real, hay otros rostros conocidos a los que también se les ha administrado. Por ejemplo, Elton John (73) y Michael Caine (87), que además fueron los protagonistas del anuncio de la sanidad pública británica animando a la población a que siguieran sus pasos en pro de alcanzar esa inmunidad de rebaño que frene la expansión de una pandemia con la que llevamos conviviendo casi un año.

Las secuelas

El príncipe Carlos ya sabe lo que es pasar coronavirus. Fue el pasado mes de marzo cuando desde Clarence House informaron que el hijo de la monarca había dado positivo al test del coronavirus. Advertían que este presentaba síntomas leves. Se generó cierta polémica por el hecho de que el matrimonio se había desplazado hasta Escocia, al palacio de Balmoral, para pasar la cuarentena. Un movimiento que no fue del agrado de la opinión pública, ya por entonces confinada.

Sin embargo, meses más tarde, en una entrevista realizada en junio en Sky News, él explicaba que, si bien había "tenido suerte" por la levedad con la que lo había pasado, sí era cierto que aún no había terminado de recuperar el olfato. Aprovechaba para lanzar un mensaje que invitaba a la reflexión: "Hay mucha gente que ha empezado a darse cuenta de que hay que darle importancia a la naturaleza y que esto es el centro de nuestra vida y de nuestra economía. Hemos explotado porque estábamos acabando con ella".

[Más información: El príncipe Carlos de Inglaterra da positivo en coronavirus]