La comentada entrevista del príncipe Harry (36 años) y Meghan Markle (39) con la presentadora Oprah Winfrey (67), que verá la luz de forma íntegra el próximo 7 de marzo, está dando mucho de qué hablar. Días antes de su emisión, se ha facilitado un adelanto a través de la cadena CBS. Se conoce que será una "charla íntima" en la que Opra no tendrá ningún tipo de cortapisa a la hora de preguntarles a los duques de Sussex. Algo que se puede comprobar en los dos extractos de 30 segundos cada uno que han visto la luz. 

Noticias relacionadas

En ellos solo se escucha la voz de la presentadora. "¿Estuviste en silencio o te silenciaron?", pregunta Oprah para añadir a los pocos minutos: "Casi insuperable, suena como si hubiera habido un punto de ruptura". Por su parte, el duque de Sussex admite en ese encuentro con la presentadora estadounidense que temía que se repitieran los problemas que afrontó su madre, Diana de Gales, cuando quedó fuera de la familia real británica.

Los duques de Sussex durante la entrevista con Opra. CBS

El príncipe Enrique afirma, además, sentirse "aliviado" de tener a su esposa, Meghan, durante este proceso de separación de la monarquía, para la que no volverán a trabajar, y admitió no poder imaginar por lo que atravesó su madre tras la separación del príncipe Carlos. Diana de Gales se separó del príncipe de Gales y heredero al trono británico en 1992 y años después se divorció. La princesa perdió la vida el 31 de agosto de 1997 en un accidente en París.

"Mi mayor preocupación fue que la historia se volviera a repetir. Para mí, estoy realmente aliviado y contento de estar sentado aquí, hablando con usted y con mi mujer a mi lado", asegura el príncipe Enrique en estos extractos adelantados, en los que la duquesa de Sussex, embarazada de su segundo hijo, no habla. El hijo menor del príncipe Carlos, de 36 años, resaltó que para él y su mujer, Meghan, el proceso de separación de la familia real británica "ha sido increíblemente duro".

Meghan Markle hablando con Opra. CBS

Diana de Gales dejó de ser tratada como "Alteza Real" cuando se divorció del príncipe Carlos en agosto de 1996. De acuerdo con la cadena CBS, la pareja utilizará la entrevista, grabada en un patio con un jardín de fondo, para hablar de su residencia en EE.UU. y sus planes para el futuro.

Las confesiones de Harry

Hace unos días, Harry mantuvo una divertida conversación con el presentador James Corden (42), en su programa The Late Late Show. Fue un agradable encuentro que ha mostrado el lado más personal del duque de Sussex y que ha dejado curiosas anécdotas. El príncipe Harry y James Corden viajaron por las calles de Los Ángeles a bordo de un autobús, con el fin de que el hijo de Lady Di conociera la ciudad como un verdadero "angelino".

Durante el paseo, el presentador lo llevó a hacer un tour por algunas de las casas más emblemáticas de Hollywood, como la mansión en la que se grabó El Príncpe de Bel Air. Allí, el duque de Sussex se atrevió a rapear el tema de la famosa serie y mantuvo un breve contacto con Meghan Markle vía Face Time. La actriz, en tono de humor y tras una propuesta del televisivo, le pedía a su marido que no se "enamorara" de ninguna de las viviendas que estaba visitando, porque ya habían tenido muchas mudanzas. Una de ellas, la que les supuso su salida de Reino Unido y sobre lo que también ha hablado el hijo de Carlos de Inglaterra. 

El duque de Sussex subrayó que no había "huido" de su país natal, sino que había dado un "paso atrás" para evitar el "entorno difícil" que lo rodeaba. Sin embargo, aseguró que su vida "es servicio público" y, por ello, siempre estará "contribuyendo" desde cualquier parte del mundo. "Todos sabemos cómo es la prensa británica, y estaba destruyendo mi salud mental, era tóxico. Así que hice lo que cualquier marido y padre hubiera hecho: tengo que sacar a mi familia de aquí", explicó el príncipe Harry. 

[Más información: Meghan Markle agota el original vestido de 3.000 euros que lució tras anunciar su embarazo]