La cadena de televisión CBS pagó más de 5,8 millones de euros -7 millones de dólares- por la entrevista exclusiva de Oprah Winfrey (67 años) a los duques de Sussex, Meghan Markle (39) y el príncipe Harry (36), según una información publicada por The Wall Street Journal.

Noticias relacionadas

De acuerdo con el diario económico, los derechos de emisión de esa entrevista de dos horas de duración, que se estrenará este domingo por la noche en horario de máxima audiencia de EE.UU. y el lunes en Reino Unido, costaron entre 7 y 9 millones de dólares (entre 5,8 y 7,5 millones de euros al cambio).

The Wall Street Journal cita fuentes cercanas al pacto, aunque por el momento la cadena no ha confirmado la cantidad desembolsada.

Desde que Meghan Markle y el príncipe Harry se mudaron a Estados Unidos el año pasado, los medios norteamericanos han tratado de hacerse con la primera entrevista de la pareja. Finalmente, la CBS y Oprah Winfrey, uno de los rostros más conocidos de la pequeña pantalla, lograron la exclusiva, que en su primera hora consistirá en una conversación entre Markle y la presentadora, a la que se sumará Harry en el segundo tramo.

Meghan, contra la Casa Real

Los comentarios llegan después de que Markle acusara a la Casa Real británica de "perpetuar" mentiras sobre el príncipe Enrique en un avance de la entrevista que han concedido a Oprah Winfrey, cuyo contenido total se emitirá el domingo en Estados Unidos.

"¿Cómo te hace sentir que el Palacio de Buckingham te escuche contar tu versión?", dice Winfrey en el extracto de 30 segundos. "No sé cómo ellos podrían esperar que, después de todo este tiempo, estaríamos simplemente callados si La Firma (un término usado para hablar de la Casa Real británica) está jugando un rol activo para perpetuar mentiras sobre nosotros", afirma Markle.

Por otro lado, Buckingham confirmó esta semana que está investigando acusaciones publicadas en los tabloides que insinúan que Markle acosó a algunos de sus ayudantes durante el tiempo en el que representó a la familia real.

Fuentes cercanas a la esposa del príncipe Harry durante ese periodo han asegurado al diario The Times que la actitud de Meghan obligó a dimitir a dos de sus ayudantes y "minó la confianza" de un tercero.

El apoyo de sus amigos

El protagonista junto a Meghan Markle de la serie Suits, Patrick J. Adams (39) -que interpretaba a su marido en la ficción- salió en defensa de su compañera de reparto después de que la Casa Real Británica dijera que iba a investigar unas acusaciones contra ella publicadas en la prensa británica sobre un supuesto acoso a empleados del palacio de Buckingham.

"Meghan Markle y yo pasamos gran parte de la última década trabajando juntos en Suits. Desde el día uno fue entusiasta, amable, cooperativa, alegre y un apoyo para toda la familia televisiva. Y continuó siendo esa misma persona cuando la fama, el prestigio y el poder aumentaron", aseguró Adams en un hilo de Twitter.

Patrick J. Adams y Meghan Markle, en una imagen promocional de la serie 'Suits'.

El actor afirma que ha visto "asombrado" cómo su compañera de reparto navegaba en una familia "tóxica" y "arcaica". "Se enamoró, se mudó a un nuevo país, se convirtió en un nombre familiar en todo el mundo y comenzó la difícil tarea de tratar de encontrar su lugar en una dinámica familiar que, en el mejor de los casos, puede describirse como complicada y, en el peor, aparentemente arcaica y tóxica", añadió.

Adams considera que muchos de los contenidos publicados por la prensa británica responden a una actitud "racista, difamatoria y provocadora" a la que contribuyó el mal recibimiento de la Casa Real Británica.

"Es obsceno que la Familia Real, cuyo miembro más joven está creciendo en ella, esté promoviendo y amplificando las acusaciones de 'intimidación' contra una mujer que básicamente se vio obligada a abandonar el Reino Unido para proteger a su familia y su propia salud mental", consideró, antes de pedir que encuentren a otra persona a la que "atormentar".

[Más información: Meghan Markle acusa a la Casa Real británica de "perpetuar mentiras" sobre Harry y ella]