Meghan Markle (39 años) y el príncipe Harry (36) han concedido una reveladora entrevista a Oprah Winfrey (67), emitida este domingo por la cadena CBS en su horario de máxima audiencia, en la que relataron su experiencia antes de apartarse de la monarquía británica.

Noticias relacionadas

La esperada conversación entre los Sussex y la veterana presentadora, que costó a la CBS más de 5,8 millones de euros -7 millones de dólares, salió a luz pocas semanas después de que la pareja confirmara a la reina Isabel II (94) que no volverán a trabajar como miembros de la familia real británica, tras haber decidido hace un año apartarse de la monarquía, empezar una nueva vida fuera del Reino Unido y ser financieramente independientes. Una decisión que llevó a la monarca a retirarle a sus nietos - sexto en la línea de sucesión al trono británico - los patrocinios honorarios que ostentaba, para distribuirlos entre otros miembros de la familia.

Esperan una niña

Durante la entrevista, Meghan y Harry desvelaron el género de su segundo bebé: una niña que nacerá en los meses de verano y que llegará para hacerle compañía a Archie, su primer hijo, de casi dos años.

En cuanto a su rol de padre, el nieto de la reina Isabel II aseguró que no planean tener más hijos. "Con dos nos basta", afirmó Harry, quien se mostró emocionado por tener un niño y después una niña. "¿Qué más se puede pedir?", añadió. 

Boda secreta

Sobre su vida personal, la pareja confesó a la veterana presentadora que se casaron en secreto tres días antes de la fecha oficial de su boda, en mayo de 2018. Ambos revelaron que intercambiaron votos en privado ante el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, previo al espectáculo televisado el 19 de mayo de 2018 en el Castillo de Windsor.

Harry de Inglaterra y Meghan Markle, durante la entrevista con Oprah Winfrey. Reuters

"Nadie lo sabe. Pero llamamos al arzobispo y le dijimos: 'Mire, este espectáculo es para el mundo, pero queremos nuestra unión entre nosotros'".

Racismo

La protagonista de Suits aseguró que durante su primer embarazo hubo miembros de la familia real británica que le trasladaron al príncipe Harry sus "preocupaciones" por "el color de piel que tendría Archie", dado que ella es mestiza y con raíces afroamericanas. Además, se les dijo que su primogénito no tendría título, pese a que le correspondería hasta que el príncipe Carlos (72) asuma el trono. Tampoco la protección del palacio de Buckingham. 

Meghan Markle, durante un momento de la entrevista con Oprah Winfrey. Reuters

Suicidio

La parte más desgarradora de la entrevista llegó cuando la actriz confesó que tuvo intenciones de quitarse la vida. Meghan Markle reveló que una avalancha de cobertura negativa por parte de la prensa británica la había llevado a un punto en el que "ya no quería vivir". "Estaba avergonzada de admitir lo que me pasaba y al mismo tiempo, avergonzada de tener que decírselo a Harry por lo mucho que él había sufrido. Pero sabía que si no lo decía, lo haría. Y yo... Simplemente ya no quería vivir más. Y ese era un pensamiento constante muy claro, real y aterrador", señaló.

Relación con Kate Middleton

Aunque no quiso profundizar en el tema, Meghan Markle dejó claro que Kate Middleton (39) la hizo llorar durante una discusión por el atuendo que llevarían las damas de honor en su boda con el príncipe Harry. Sin embargo, admitió que la duquesa de Cambridge le pidió perdón y hasta le regaló unas flores en señal de disculpa. "No estoy compartiendo esta información sobre Kate para desprestigiarla de ninguna manera. Supongo que ella también quiere que se sepa la verdad", aseguró la actriz estadounidense, dando a entender que la información que se manejó en el pasado fue errónea. Entonces se comentaba que fue la mujer del príncipe Guillermo (38) quien había llegado a las lágrimas por culpa de su cuñada. 

[Más información: La carísima entrevista de Meghan y Harry: la CBS pagó más de 7 millones de dólares al equipo de Oprah]