Sarna, ¿qué es y cómo se contagia?

Sarna, ¿qué es y cómo se contagia?

¿Cómo hacer... ?

Qué es la sarna y cómo te la pueden contagiar

Los centros sanitarios han detectado un aumento de brotes de sarna en España. Te explicamos los síntomas de esta enfermedad de la piel y cómo prevenir contagios.

4 marzo, 2022 13:23

Pensábamos que la sarna era una enfermedad del pasado, pero la falta de higiene ha hecho que la sarna vuelva a tomar protagonismo en España. Ya son muchas las regiones españolas donde ha llegado dicha enfermedad, pero actualmente, las zonas de Andalucía y Barcelona son las más afectadas.

¿Sabías que muchas veces la sarna no se detecta, porque es una enfermedad infradiagnosticada? Eso provoca que los síntomas que tiene el paciente, puedan confundirse con otras enfermedades.

Si esto es cierto, puede que en realidad haya muchos más casos de los que se han contabilizado en los centros hospitalarios. Y por este motivo, hemos decidido elaborar este artículo. Con ello, pretendemos informarte sobre la sarna y los métodos más habituales de contagio.

¿Qué es la sarna?

La sarna es una enfermedad que viene provocada por los ácaros. En concreto, por la variedad Sarcoptes scabiei que es un ácaro que afecta directamente a la piel.

Este ácaro, es difícil de detectar a simple vista, ya que su tamaño microscópico, hace que sea invisible para el ojo humano. Por lo que, en la mayoría de los casos, aparece en tejidos como colchones, ropa o sillones sin ser vistos.

¿Qué provoca la sarna?

Se puede decir que una persona ha sido contagiada por sarna, cuando empieza a sentir picores intensos en la piel. Pues la sarna lo que hace, es crear unos pequeños túneles en las capas superficiales de la piel que son los causantes de los picores.

Si te ha alcanzado la sarna, en pocas horas tu piel estará totalmente infectada, ya que las hembras ponen de dos a tres huevos diarios en tu piel. Estos huevos tardarán en eclosionar sobre 10 días, por lo que es de vital importancia que te pongas en manos de un especialista cuanto antes.

¿A qué no sabes que los ácaros de la sarna liberan sustancias peligrosas en tu piel para debilitar al sistema inmune de tu cuerpo? De hecho, las personas que han padecido sarna se han visto en muchas ocasiones afectadas por problemas renales o de corazón.

Síntomas de la sarna

Los primeros síntomas no aparecen de forma repentina al contagiarte, sino que empiezan a manifestarse entre los primeros cuatro días del contagio. Si quieres saber si estás infectado de sarna debes comprobar si tienes los siguientes síntomas:

  • Irritación en la piel.
  • Erupciones parecidas a las espinillas de la pubertad.
  • Mucho picor en la piel. Sobre todo, durante la noche.
  • La aparición de llagas debido a que no dejas de rascarte.

Cómo te pueden contagiar la sarna

Hace años, se pensaba que la sarna únicamente se contagiaba con el contacto directo de piel con piel. No obstante, actualmente, se ha demostrado que la sarna también puede contagiarse a través de:

  • Toallas
  • Ropa
  • Sábanas
  • Y cualquier otro tejido donde puedan ocultarse los ácaros

¿Te preocupa poder contagiarte de sarna? En ese caso, debes saber que la sarna no se contagia con el simple contacto de un abrazo o un apretón de manos. Por esta razón, se asocia con la mala higiene, ya que para que te afecte, debes tener un contacto prolongado.

Por consiguiente, te aconsejamos que mantengas una correcta limpieza de tu hogar y vestuario de forma permanente, para evitar este tipo de infecciones.

¿Sabías que la sarna se propaga rápidamente donde hay más afluencia de gente? De ahí que los centros médicos, asilos, centros de menores… sean los primeros lugares donde se manifiesten infecciones como la sarna. Pues a veces, se descuida la higiene o se trabaja con personas de otras nacionalidades que conviven con infecciones como la sarna a diario.

¿Cuál es el tratamiento para la sarna?

Es curioso, pero la sarna puede llegar a combatirse con la misma sustancia que contienen los tratamientos contra piojos. Nos estamos refiriendo a la "permetrina" que es altamente efectiva para eliminar los piojos y los ácaros de nuestro organismo.

Sin embargo, para que el tratamiento sea altamente efectivo, se han desarrollado lociones para la piel que contienen "permetrina". De esta manera, la piel es capaz de absorber las propiedades fácilmente.

Por otro lado, las farmacéuticas no dejan de investigar la sarna, porque al igual que pasa con el resto de las enfermedades, los ácaros son capaces de adaptarse al tratamiento y sobrevivir.

Uno de los estudios más recientes para combatir la sarna ha salido publicado en "The American Journal of Tropical Medicine and Hygiene" donde se dice que el aceite del árbol de té es altamente efectivo contra este tipo de ácaro.

De todas formas, es primordial que te pongas en manos de tu médico para que te dé las indicaciones correctas. Pero recuerda que la sarna, al ser altamente contagiosa, podría estar afectando también a algún miembro de la familia con quien convivas. De este modo, es aconsejable que sean examinados para prevenir la enfermedad cuanto antes.

Medidas para prevenir la sarna

Cuando hablamos de prevención contra la sarna, nos estamos refiriendo a prevenirla ante factores y personas con las que permanecemos en contacto diariamente.

Por esta razón, si pretendes hacer una prevención correcta, deberás tener en cuenta estos dos factores:

Prevención en ámbito familiar

  • Evita siempre el contacto piel con piel.
  • No utilices la misma ropa, sábanas, toallas… que la persona de tu entorno contagiada.
  • Toda la ropa, sábanas, toallas, manteles… deben lavarse en la lavadora con detergente a una temperatura de 60ºC. Las prendas que no se puedan lavar como cojines y almohadas especiales, debes meterlas en una bolsa totalmente hermética y dejarlas sin utilizar durante cinco días. El ácaro de la sarna no suele sobrevivir más de 36 horas fuera de un cuerpo humano.
  • Realizar una limpieza general de la vivienda.
  • Tener una higiene adecuada a diario.

Prevención fuera del ámbito familiar

  • Evita el contacto con personas de poca higiene o desconocidas.
  • Lávate las manos con frecuencia.
  • No compartas ropa.
  • Si eres personal sanitario y tratas a un paciente de sarna, no olvides ponerte guantes, bata y utilizar material clínico de un solo uso.

También te puede interesar...