Ideas para disfraces caseros para Halloween

Ideas para disfraces caseros para Halloween

¿Cómo hacer... ?

Cómo hacer disfraces de Halloween para niños gastando muy poco

A continuación, te mostramos cómo hacer disfraces de Halloween para niños caseros, sencillos, originales y divertidos. ¡Hazlo tú mismo sin moverte de casa!

15 octubre, 2019 09:41

Halloween no es nada más que una versión festiva de la noche de los muertos, y triunfan los disfraces que refieren a esa temática: monstruos, fantasmas, animales con connotación negativa, como los cuervos, los gatos, las arañas o los murciélagos...

Disfraces de Halloween para niños que puedes crear en casa

Lo más divertido es crear disfraces de Halloween caseros que, además de ser bonitos, serán únicos y especiales y nos ahorramos un dinero.

Disfraces de Halloween: niña de polilla

Material necesario

  • Camiseta negra de manga larga
  • Medias o leggins negros.
  • Zapatos negros.
  • Diadema negra con antenas (se puede comprar en cualquier tienda de disfraces)
  • Rotulador negro para tela.
  • Tela de un color claro que no sea blanco (beige, gris claro...) De un largo del doble de la altura de la niña desde el cuello a los tobillos y un ancho de unos 60 cm.
  • Tela de un color más vivo, si puede ser naranja o amarilla. Del mismo tamaño que la anterior.
  • Imperdibles negros y cinta adhesiva de doble cara 
  • cinta negra

Pasos a seguir

  • Recortar la tela de color claro redondeando ambos extremos y quitando tela de un lateral hasta que quede como medio 8.
  • Dibujar en la tela clara los motivos que consideréis oportunos con el rotulador para tela. (Hay polillas preciosas, así que buscad una foto y copiadla). 
  • La tela de color vivo, cortarla por la mitad y redondear los extremos inferiores de ambas mitades.
  • Podéis dibujar algún motivo en la tela de color, pero es recomendable que sean más discretos.
  • Unir a la tela en forma de medio ocho una cinta negra del tamaño adecuado para anudarse al cuello (cosiendo o con otro sistema).
  • Unir las dos telas de color entre ellas y coser o pegar en la parte superior (no redondeada) a una cinta para unir también al cuello.
  • Vestir a la niña con los leggins y la camiseta negra. Anudar ambas telas al cuello, la viva debajo y la clara encima.
  • Unir la tela clara a las mangas de la camiseta, con imperdibles, por la parte lisa.
  • Unir la parte exterior de las telas vivas a las mangas también.
  • Ponerle a la niña las antenas.

Si se ha hecho todo bien, cuando la niña abra los brazos, las "alas superiores" se abrirán dejando ver las alas inferiores.

Disfraces de Halloween: niño de hombre sin cabeza

Material necesario

  • Una mochila grande, de las de montañismo, que sobresalga por encima de la cabeza del niño cuando la lleve puesta.
  • Un abrigo o gabán viejo, de talla adulta.
  • Papel de periódico (mucha cantidad).
  • Guantes
  • Esterilla de yoga (puede sustituirse por un periódico enrollado si el niño es pequeño).
  • Imperdibles

Pasos a seguir

  • Rellena la mochila con papel de periodico-
  • Arriba de todo, coloca la esterilla de yoga o el periódico enrollado atravesado, que sobresalga a ambos lados de la mochila.
  • Enganchar los guantes al final de las mangas del abrigo.
  • Rellenar con papel los guantes y las mangas del abrigo.
  • Abrochar el abrigo alrededor del niño y por encima de la mochila, sacando la cabeza por entre dos ojales (en caso de necesidad, desabrochar uno).
  • Levantar las mangas y unirlas al cuerpo del abrigo con los imperdibles, para que parezca que la cabeza está sujetada por los guantes.

Disfraces de  Halloween: unisex de cuervo

Material necesario

  • Bolsas de basura negras. Es recomendable usar bolsas resistentes, de jardinería de 100 lítros, porque con ellas se va a crear gran parte del disfraz y si fueran bolsas estándar podrían romperse.
  • Cinta adhesiva de color negro.
  • Unos leotardos amarillos, de la talla adecuada para el niño o la niña.
  • Una careta que incluya un pico grande.
  • Pasamontañas negro.
  • Una camiseta de manga larga negra.
  • Unos calcetines amarillos de adulto.
  • Unos guantes negros.

Pasos a seguir

  • Coger uno de los sacos de basura y cortar los laterales, de manera que pueda desdoblarse en un sólo rectángulo de plástico.
  • Recortar un círculo en lo que sería la parte inferior de la bolsa, para poder sacar la cabeza por allí.
  • PARTE MUY IMPORTANTE: el niño debe ponerse la bolsa como si fuera una túnica y debemos tomar las medidas. Hay que cortar la bolsa a la altura de las rodillas del niño. Luego, debe extender los brazos hacia los lados y se debe cortar unos 10 cm por debajo de los brazos y formar una T en la parte trasera y delantera de la bolsa, de manera que los laterales se puedan unir alrededor del cuerpo del niño, pero quedando holgado. 
  • Con el resto del plástico, cortar tiras de unos 20 cm de ancho y en cada tira, crear un flequillo realizando cortes verticales cada centímetro.
  • Pegar las tiras en la túnica, empezando por la parte delantera abajo, de manera que cada tira cubra la parte por la que está enganchada la tira anterior. Cuando lleguéis al cuello, repetir la operación en la parte trasera.
  • Unir los laterales delanteros y traseros con una tira de cinta adhesiva que pase por debajo de uno de los flequillos, de manera que quede disimulada.
  • Cortar la parte de la planta de los calcetines amarillos para poder usarlos como calentadores, cubriendo la parte baja de las piernas y los zapatos del niño.

Variante

Ya os mostramos cómo coser si no tenemos mucha práctica. Ahora usaremos esos recursos para coser los flecos en lugar de engancharlos. En esta variante, se pueden hacer flecos más cortitos para la cabeza y coserlos al pasamontañas.