Imagen de una granja de cerdos

Imagen de una granja de cerdos

Salud

Una mujer muere devorada por sus cerdos mientras les daba de comer

La granjera se desmayó tras un ataque epiléptico y los animales le mordieron la cara, los oídos y los hombros hasta que se desangró. 

Noticias relacionadas

Ocurrió el pasado 1 de febrero en la localidad rusa de Malopurginsky, en el área de Udmurtia. Según la web rusa Newstes, el marido de una granjera local se encontró a su mujer muerta en la cochiquera, donde había sido devorada por sus cerdos el día anterior. 

El ataque no fue gratuito, sino que los animales se alimentaron de su dueña al verla tumbada en el suelo, adonde había caído tras sufrir un ataque epiléptico que le hizo colapsar. Su marido, que se había ido a la cama por encontrarse mal, no halló el cadáver hasta el día siguiente. 

Las autoridades rusas han puesto en marcha una investigación sobre el asunto, según ha declarado la policía local en un comunicado de prensa. 

Como recuerda la revista Newsweek, el fenómeno de cerdos que devoran a humanos vivos no es algo absolutamente desconocido. En 2015, murió un granjero rumano, también desangrado después de ser mordido por unos cerdos. Su familia contó al periódico Daily Star que pudo haber sufrido un infarto mientras alimentaba a la piara o simplemente haberse resbalado. 

En 2014 fue un bebé chino el que murió tras ser parcialmente devorado por cerdos. Mientras jugaba en el patio trasero de su casa -situada en la provincia de Jiangsu-, el pequeño se coló en una cochiquera y una cerda le mordió hasta la muerte en un intento de proteger a sus lechones. 

También se registró un caso en EEUU en 2012, cuando un granjero de Oregon, Terry Vance Garner, fue devorado por sus cerdos a los 69 años.Este caso fue especialmente dramático, porque cuando sus familiares se dieron cuenta de lo que había pasado los cerdos se habían comido todo su cuerpo. Varios de los gorrinos de su ganadería pesaban más de 700 libras. 

Fue tal el daño que habían hecho los cerdos a su dueño, que los patólogos fueron incapaces de determinar la forma en la que murió, más allá de las mordeduras. "Todo lo que sabemos es que ha sido un horrible accidente, pero es tan  condenadamente extraño que tenemos que estudiar todas las posibilidades", subrayó el fiscal del distrito en aquel momento, Paul Frasier. 

La víctima había contado a su hermano que uno de sus cerdos, en concreto una hembra, le había mordido anteriormente cuando se resbaló en la cochiquera. "Me dijo que iba a sacrificarlo, pero cuando le pregunté sobre el asunto tiempo después, me comentó que había cambiado de idea".