Depilado con maquinilla.

Depilado con maquinilla. Gtres.

Salud Mediambiente

Maquinillas desechables: la peor opción de afeitado y depilado para el bolsillo y el planeta

-Cuchillas desechables que se gastan de media en un año: 52.

-Cantidad de cuchillas de afeitar desechadas al año en todo el mundo: 2.000 millones

-Gasto anual en cuchillas de afeitar por los hombres de Reino Unido: 250 millones de libras

Aunque hoy en día los hombres con barba están de moda, las maquinillas de afeitar siguen siendo uno de los productos desechables más utilizados en los hogares de todo el mundo. También son muy utilizadas por las mujeres cuando necesitan depilarse rápidamente y no pueden recurrir a la cera o a cualquier otra técnica que arranque el vello de raíz.

Está claro que cumplen su función a la perfección, pero no se debe olvidar que buena parte de su estructura está fabricada a base de plástico. Al igual que el resto de productos que estamos analizando este mes, supone una gran fuente de contaminación a la que se debe buscar una solución.

Vivimos rodeados de plástico

Contaminante a muchos niveles

Las maquinillas de afeitar desechables suponen un riesgo para el medio ambiente a dos niveles. Por un lado, al no ser consideradas envases, no hay ningún contenedor específico en el que puedan ser desechadas. Deben tirarse en los cubos de basura convencionales y su destino terminará siendo el vertedero o la incineración.

Por otro lado, su utilización conlleva unos costes energéticos muy por encima de los de otras alternativas, como las afeitadoras eléctricas. De hecho, según cuentan en El País a partir datos extraídos del Análisis de Ciclo de Vida que la empresa BIC realiza de sus maquinillas, entre un 85% y un 90% del impacto ambiental de su uso proviene de factores externos.

Por ejemplo, la energía necesaria para calentar el agua o la fabricación de complementos como el envoltorio o la espuma de afeitar. Aquí entran en juego buenas prácticas como cerrar el grifo cuando no se esté utilizando. De cualquier modo, la maquinilla eléctrica sigue siendo una opción menos perjudicial para el medio ambiente y con un coste energético menor, incluso teniendo que conectarla a la red eléctrica.

Leni Zeika, una niña de diez años que vive de recuperar plástico reciclable con su familia en un vertedero de Sumatra, Indonesia.

Leni Zeika, una niña de diez años que vive de recuperar plástico reciclable con su familia en un vertedero de Sumatra, Indonesia. Binsar Bakkara AP Photo / Gtres

Sí que es cierto que contienen baterías y otros elementos contaminantes en su interior. Pero, al contrario de lo que ocurre con las maquinillas de plástico, existen puntos limpios en los que pueden desecharse para ser recicladas.

Por todo esto, el Govern de las Islas Baleares ha incluido las maquinillas de afeitar desechables entre los objetos de plástico que deberán dejar de comercializarse para 2020, salvo que se sustituyan por alternativas biodegradables

Alternativas:

Para quienes no quieran usar maquinillas eléctricas, existen otras alternativas a los dispositivos de plástico convencionales que también serían menos perjudiciales para el medio ambiente.

Por ejemplo, pueden usarse maquinillas no desechables en las que sólo se recambia la hoja metálica. En estos casos desaparece el problema de la acumulación de plástico en los vertederos, aunque los costes energéticos siguen siendo los mismos.

Finalmente, ni qué decir tiene que tampoco se debe mantener demasiado tiempo una misma cuchilla, ya que en ese caso se beneficia al medio ambiente, pero se pueden contraer infecciones en la piel. Ecologismo y salud deben ir siempre de la mano y  existen muchas alternativas para que así sea.