El insomnio puede ser desesperante

El insomnio puede ser desesperante GTRES

Salud Sueño

La locura de dormir solo 3 horas al día: así se sobrevive al insomnio extremo

Dormir poco o dormir demasiado ha demostrado tener efectos perjudiciales para la salud a corto y largo plazo, pero algunos individuos afirman que con unas pocas horas de sueño tienen suficiente.

Según algunos individuos, es posible sobrevivir e incluso entrenarse para dormir muy muy poco: tan solo tres horas diarias de sueño. Al menos así lo afirman tres mujeres entrevistadas por el medio anglosajón Daily Mail, las cuales afirman que tan solo unas pocas horas de sueño son suficientes para afrontar el día a día.

Si bien es cierto que hay casos puntuales de individuos que tan solo necesitan cinco horas de sueño, disminuir en tal grado las horas de descanso puede ser realmente perjudicial según la evidencia científica actual.

¿Cuántas horas de sueño al día necesitamos?

En el rotativo británico, tres mujeres de diferentes edades afirman tener suficiente con apenas tres horas de sueño. Se trata de Karen Morton, ginecóloga, de 63 años; Jacqueline Lockie, de 47 años y finalmente Carolyn Radford, de 35 años.

Si bien es cierto que diversos estudios han señalado que existen personas con un ritmo circadiano diferenciado, siendo los llamados "noctámbulos" -acostumbrados a trasnochar- y las "alondras" -acostumbrados a madrugar-, estas tres mujeres dicen no encajar de ninguna de estas definiciones. Y las tres afirman que dormir tan poco y sobrevivir -e incluso vivir bastante bien- es algo entrenable, y que también llevan a cabo esta costumbre en fin de semana.

En el caso de la primera de las mujeres entrevistadas, ginecóloga y obstetra de profesión, afirma que su trabajo le ha servido para poco a poco dormir menos y aprovechar más el día debido a las necesarias noches de guardias médicas. Aún así, su actual costumbre contradice cualquier guía acerca del nivel de sueño adecuado en la mayoría de los seres humanos.

Los ejemplos de Jacqueline Lockie, jefa de planificación financiera de 47 años, y Carolyn Radford, de 35 años, no son muy diferentes. En los tres casos su rutina actual se originó inicialmente en las noches sin dormir obligadas por las tareas, bien de ámbito laboral o bien familiar, ya que Lockie por ejemplo empezó a dormir poco tras dar a luz a su hijo, aunque ha decidido mantener su rutina hasta hoy.

Diversos expertos aseguran que existe un pequeño porcentaje de individuos que es capaz de dormir menos de 7 horas al día de forma continua y mantener su salud. De hecho, un estudio publicado en la revista Sleep en 2014 afirmó que existe una mutación genética llamada BHLHE41 que dota a su portador de la capacidad de tan solo necesitar 5 horas de sueño al día. Pero bajar este límite a tan solo 3 horas puede ser peligroso a largo plazo.

Los peligros de dormir poco y mal

Actualmente no son pocos los estudios que relacionan la falta de sueño con múltiples problemas para la salud a corto y largo plazo. Anteriormente ya se sabía que dicha privación de sueño no solo provoca falta de concentración -aumentando el riesgo de accidentes- y un aumento del riesgo de sufrir enfermedades infecciosas, sino que hay algunos problemas más.

Por ejemplo, un estudio publicado en el año 2015 en Arteriosclerosis, Thrombosis & Vascular Biology llegó a la conclusión de que tanto dormir poco -menos de cinco horas- como dormir demasiado -más de nueve horas- aumentaría el riesgo de sufrir un infarto de corazón. Por su parte, otro estudio del mismo año publicado en Neurology llegó a una conclusión similar, aunque en su caso sugiriendo un aumento del riesgo de sufrir un ictus.

Asimismo, reducir el número de horas de descanso parece colaborar en el riesgo de obesidad y diabetes, e incluso en el riesgo de sufrir demencia tipo Alzheimer.
Finalmente, otros estudios han encontrado otros efectos menos conocidos de la privación de sueño, como el hecho de poseer un esperma de menor calidad en los hombres, e incluso literalmente volver "tonto" al individuo que duerme poco.
Por todos estos motivos, a pesar de que unos pocos privilegiados puedan dormir poco sin temor a las consecuencias, cabe tener cierto cuidado a la hora de afirmar -o recomendar- disminuir las horas de sueño. Pero tampoco hay que pasarse, pues en algunos casos dormir en exceso puede también ser un problema. Por el momento las recomendaciones oficiales afirman que el tiempo de sueño ideal oscila entre las siete y las ocho horas de sueño.