Un montón de patatas cocidas dispuestas para ser ingeridas como si no hubiera un mañana.

Un montón de patatas cocidas dispuestas para ser ingeridas como si no hubiera un mañana. Pixabay

Salud

El extraordinario caso del hombre que vivió un año alimentándose sólo de patatas

Las cuatro analíticas que se hizo durante este tiempo dieron resultados totalmente normales e incluso perdió un poco de peso.

Azucena Martín

Aunque cada vez hay más concienciación en torno a la peligrosidad de las dietas basadas en un solo alimento (como la de la piña, la de la alcachofa, o incluso la del potito), aún siguen dándose casos como el de Andrew Taylor, un ciudadano australiano que pasó todo un año alimentándose prácticamente sólo de patatas. En su caso no se trataba de una simple dieta, sino más bien de un experimento con el que consiguió curar su adicción a la comida, a la vez que demostraba que una sola vianda podía alimentar al ser humano durante un periodo corto de tiempo.

Durante 2016, la dieta de Taylor se basó casi en su totalidad en las patatas, aunque también introdujo algunos otros ingredientes, como la leche de soja, la salsa de tomate, la sal, algunas hierbas y complementos vitamínicos de B12. Los resultados de las cuatro analíticas que se hizo en el proceso fueron totalmente normales. Además, perdió peso y aseguró sentirse algo más enérgico, aunque no es muy recomendable imitarlo.

Un ser humano necesita muchos nutrientes para sobrevivir. Para empezar, de los 20 aminoácidos que componen las proteínas, nueve son esenciales. Es decir, deben ingerirse necesariamente en la dieta para sobrevivir. Además, es importante contar con un aporte adecuado de vitaminas, sales minerales y otras sustancias, que por lo general se obtienen de un rango muy variado de alimentos.

Una dieta basada en las patatas puede suplir estas carencias si se hace con cabeza. Para empezar, la patata blanca contiene los aminoácidos necesarios para sobrevivir, aunque apenas supone un aporte mínimo de vitaminas y sales minerales. Por otro lado, la patata dulce, también conocida como batata, sí que contiene grandes cantidades de estas sustancias, por lo que puede complementar las carencias de la otra. Si además se acompaña de los suplementos que consumió Andrew Taylor durante su experimento, el aporte nutricional sería suficiente para un periodo de tiempo justo.

Ventajas e inconvenientes

La patata ha sido uno de los ingredientes predilectos de los humanos en épocas de hambruna, especialmente en zonas agrícolas, en las que se podía cultivar fácilmente y mucho antes de que Andrew Taylor demostrara que se puede sobrevivir con este alimento.

Sin embargo, distintos estudios han demostrado que abusar de las patatas también puede acarrear problemas para la salud, ya que los altos niveles de carbohidratos que contienen pueden inducir la aparición de enfermedades como la diabetes tipo 2 o la obesidad.

Sí que es cierto que Taylor perdió algo de peso durante su experimento, pero posiblemente lo hizo por dejar de lado otros tipos de azúcares para centrarse sólo en las patatas y por aprender a buscar la satisfacción en otros sectores de su día a día, diferentes a la comida.

Sea como fuere, si hubiese seguido haciéndolo durante mucho tiempo, hubiese sido muy probable que terminase por contraer algún problema de salud. Por eso, los resultados que obtuvo no deben alentar a nadie a comenzar la dieta de la patata, sino que más bien deben servir para demostrar que en situaciones extremas la patata puede mantener sanos a quiénes no tienen recursos para tomar otros alimentos. Aunque sería mucho más sano para todos evitar que se llegue a ese tipo de situaciones.