Una mujer obesa

Una mujer obesa Christopher Furlong Getty Images

Salud Polémica

¿Estás gorda? Hay médicos que 'pasarán' de ti

Varios estudios demuestran que algunos profesionales de la medicina descuidan los diagnósticos de las personas obesas, por achacar sus problemas de salud al sobrepeso.

Uno de los grandes defectos del ser humano es que a veces le cuesta mucho contener los prejuicios. Por lo general esto suele acarrear consecuencias bastante negativas, pero la cosa se complica aún más cuando los reparos se dan en el lugar de trabajo, especialmente si se trata de una profesión en la que el trato con otras personas es parte fundamental de su funcionamiento.

Un claro ejemplo es el de los médicos, pues su relación con los pacientes debe ser muy objetiva, con el fin de que éstos puedan recibir una atención con la mejor calidad posible.

Aunque es así en la gran mayoría de casos, varios estudios ponen de manifiesto cómo algunos profesionales de la medicina dan un trato diferente a las personas obesas en comparación con los pacientes con peso normal.

Se trata de algo que, por un lado, puede retrasar el diagnóstico de patologías importantes y, por otro, puede generar desconfianza en los propios usuarios de los servicios sanitarios, que podrían dejar de buscar ayuda por temor a no recibir la atención adecuada.

Salud y obesidad

Es sobradamente conocida la influencia que puede causar la obesidad en la aparición de enfermedades como la diabetes tipo II, la hipertensión y muchos tipos de cáncer.

También puede dar lugar a problemas ginecológicos y de fertilidad, tanto masculina como femenina, e incluso aumentar las posibilidades de padecer depresión o ansiedad.

Esto puede llevar a que en algunas ocasiones los diagnósticos sean más apresurados de lo normal y que se descuiden otros aspectos que a bote pronto no tienen por qué estar relacionados, pero, realmente, ¿es esto algo que suela ocurrir?

El peligroso estigma de la obesidad

"Muchos profesionales de la salud ven a las personas con obesidad como perezosos o carentes de voluntad". Éstas fueron las declaraciones del profesor William H. Dietz,de la Universidad George Washington, después de  que él y su equipo de investigadores publicaran un trabajo sobre el tema en The Lancet, en 2015.

Como resultado de esta percepción, algunos médicos dedican menos tiempo a las consultas de personas con sobrepeso, como destaca también un estudio de 2001 para el que se entrevistó a un total de 122 médicos del Texas Medical Center de Houston sobre su percepción acerca de este tipo de pacientes.

En general, aunque se concluyó que suelen solicitarles un mayor número de pruebas concretas, la mayoría de ellos reconocieron disfrutar menos de su trabajo a medida que aumentaba el peso de los usuarios, por lo que se confirmaban las sospechas sobre el estigma de la obesidad en la atención sanitaria.

Más tarde, un nuevo estudio publicado en 2015 en Obesity Reviews hizo una revisión de todos los estudios revisados por pares que habían sido publicados sobre este tema en Medline y PsychInfo.

Al final se obtenían resultados similares a las de los otros estudios, ya que se concluía que muchos médicos consideran que la mayoría de los síntomas de las personas obesas se deben a su sobrepeso, de modo que no tomaban todas las medidas que podrían tomar con otros pacientes.

Ninguno de estos estudios se basa en datos recogidos en España. Aún así, este tipo de problemas pueden darse en cualquier lugar, por lo que es muy importante que tanto los pacientes como los médicos tomen las medidas necesarias en caso de que detecten este tipo de comportamientos en los profesionales que les rodean, ya que en muchas ocasiones ellos mismos no son conscientes de la inconveniencia de su forma de proceder. No debemos olvidar que las personas con sobrepeso no lo tienen por gusto y que la obesidad es una patología más a tener en cuenta, no una razón para descuidar los diagnósticos.