Pelando gambas.

Pelando gambas. Gtres

Nutrición Hábitos saludables

Éstas son las dos únicas reglas imprescindibles para empezar el año con salud

Evitar una costumbre gastronómica tradicional y abrazar otra deportiva ayudarán a pasar mejor la Nochevieja.

EFE

Noticias relacionadas

Acertar con la tecla que combina salud y jolgorio en Nochevieja resulta complicado en un mundo que esconde una tentación en cada esquina, pero la ciencia despeja dudas mediante un doble consejo: correr una San Silvestre y no chupar cabezas de gamba.

Ninguna de las dos recomendaciones debiera comportar un problema insalvable. Quien se proponga despedir el año a la carrera en España dispone de un muestrario de 1.261 San Silvestres para elegir, y lo mismo sucede en otras partes del planeta.

El año pasado se animaron 675.867 personas en España (con 35 por ciento de mujeres, en proporción ascendente), que recorrieron en conjunto 48.802 kilómetros, según un estudio de la empresa EDP.

No ha trascendido que hubiera arrepentimientos, así que no hay razones sólidas para no repetir en 2019.

Y eso que a mediados de diciembre, los "Silvestres" tuvieron un doble motivo de aflicción. Al desembolso de la cuota de inscripción (25 euros en la "Sansil" Vallecana) se sumó la advertencia de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), que prevenía contra la extendida costumbre de "chupar las cabezas de las gambas" por su alto contenido en cadmio.

El consejo arrojaba, inevitablemente, una dosis de remordimiento sobre quienes se apuntan a la carrera precisamente para sacudirse, apenas unas horas después, la dictadura de lo saludable y devorar, de pies a cabeza, cuantos manjares abarrotan las mesas navideñas.

Para desgracia de los "chupópteros", ensañarse con las cabezas de gambas o de cualquier otro marisco asimilable multiplica por cuatro la ingesta de cadmio frente a la opción de consumir sólo el abdomen.

Las malas noticias no vienen solas. El desmadre de fin de año inyecta unas 3.000 calorías en el cuerpo serrano de una persona adulta. Si hubiera que eliminarlas a base de correr, un individuo de 70 kilos de peso tendría que hacer un maratón, y aún así le quedaría un buen remanente, según la velocidad a que se desplazara.

Los expertos en medicina deportiva aconsejan, antes de nada, "no saltarse la ITV", es decir, someterse a una prueba de esfuerzo para comprobar si se está en condiciones de correr 10 kilómetros, la distancia más común en las San Silvestres.

El jefe de los servicios médicos de la Federación Española, Christophe Ramírez, que dirige también la clínica HLA Dr. Sanz Vázquez, prescribe a los corredores "no hacer el burro" y ha elaborado una lista de avisos para evitar sorpresas desagradables.

1. No menosprecies la San Silvestre. A pesar de su ambiente festivo sigue siendo una carrera de 10 km y para poder enfrentarte a ella, es conveniente que hayas entrenado con cierta regularidad

2. En estas fechas descuidamos nuestra alimentación y comentemos algunos excesos. Los días anteriores a la prueba intenta mantener una dieta saludable. Después de la carrera empezará la fiesta y te podrás permitir algún extra.

3. La hidratación en importante aunque no haga mucho calor. Evita el alcohol y bebidas azucaradas antes de la carrera, y bebe abundante agua. No empieces a brindar antes de tiempo.

4. Cuida el material con el que acudes a esta carrera, verifica que el calzado esté en perfecto estado y que la ropa que usas sea adecuada. El ambiente festivo no implica correr riesgos innecesarios.

5. Acude a la carrera en buenas condiciones, habiendo descansado, calentado y estirado. Sigue siendo profesional también durante la fiesta.

6. No intentes hacer más de lo que puedes. Corre a un ritmo cómodo que te permita disfrutar de la carrera y sentirte bien contigo mismo. Disfruta del ambiente.

7. Si corres en grupo, aprovéchalo. Ayuda a los que te acompañen y déjate ayudar por los demás. Llega a meta con tus compañeros, no es el día para encontrarte solo tras cruzar la meta.

8. No olvides que lo principal es disfrutar, y para hacerlo debes estar seguro. Haz una prueba de esfuerzo cada año para asegurarte que tu corazón está en perfectas condiciones. Por tu bien ¡No te saltes la ITV!

Por un precio que oscila entre los 5 y los 25 euros el corredor puede darse el lujo de correr por mitad de calles y avenidas en el corazón de las ciudades españolas.

Los adictos se atreven hasta con tres San Silvestres el mismo día. Hay madrileños que corren por la mañana en Las Rozas, a mediodía en Getafe y rematan con la Vallecana. Contravienen, de esta forma, la recomendación básica del doctor Ramírez: "No hacer el burro".