Masas de aire cálido sobre España. Meteored.

Masas de aire cálido sobre España. Meteored.

Meteorología Predicción meteorológica

Llega otro latigazo de calor anómalo a España: primavera en pleno invierno en estas zonas

Dominará la estabilidad meteorológica y anticiclónica con un empeoramiento que traerá lluvias hacia finales de la próxima semana.

6 febrero, 2022 09:59

Noticias relacionadas

La segunda semana de febrero estará caracterizada por una situación de nuevo anticiclónica, en especial la primera mitad, ha adelantado Rubén Del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Los modelos apuntan a un tiempo predominantemente seco y soleado y con temperaturas por encima de los valores normales para el mes de febrero.



A partir del jueves, todavía con un amplio grado de incertidumbre, es probable que comience a aumentar la nubosidad y que a partir del viernes, la entrada de un nuevo frente favorezca precipitaciones en amplias áreas del norte peninsular.



Las temperaturas sufrirán un pequeño vaivén con máximas que suben durante la semana y bajan a partir del viernes. Respecto al viento, se prevé que predominen del este, flojos en general, con episodios de levante fuerte en el Estrecho, aunque el lunes todavía podría soplar viento intenso del noroeste en el valle del Ebro, Baleares y, con intervalos de fuerte, en Ampurdán.

Un año seco

El valor medio de precipitaciones acumuladas en el conjunto de España desde que el pasado 1 de octubre comenzó el año hidrológico hasta el 1 de febrero alcanza un valor de 192 litros por metro cuadrado, cuando lo normal sería un valor en torno a 299 litros por metro cuadrado para ese periodo, por lo que la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) informa de que el déficit hídrico es de un 36 por ciento.

Durante el periodo del 26 de enero al 1 de febrero, las precipitaciones fueron escasas y tan solo afectaron al archipiélago canario, a zonas del norte peninsular y a puntos de la mitad sur de Andalucía.

Las precipitaciones superaron los 10 litros por metro cuadrado en las islas Canarias más occidentales junto con la isla de Gran Canaria, en el norte de Navarra y este del País Vasco y en el sureste de la provincia de Granada. Se llegaron a alcanzar los 30 litros por metro cuadrado en las islas de El Hierro y La Gomera y en el interior de Tenerife y Gran Canaria.

Entre las precipitaciones acumuladas en observatorios principales destacan los 37 litros por metro cuadrado en Izaña; 27 litros por metro cuadrado en Tenerife/Los Rodeos; 24 litros por metro cuadrado en el aeropuerto de La Palma; 19 litros por metro cuadrado en Santa Cruz de Tenerife; 12 litros por metro cuadrado en el aeropuerto de El Hierro y 9 litros por metro cuadrado en San Sebastián/Igueldo.

El día 2 de febrero solo se registraron precipitaciones en las islas Canarias más occidentales, destacando los más de 10 litros por metro cuadrado acumulados en la isla de El Hierro y en el interior de Tenerife.

Las cantidades acumuladas se encuentran por debajo de sus valores normales en gran parte de la península e islas Canarias, destacando el sur de Andalucía o las islas de Lanzarote y Fuerteventura que no llegan a alcanzar el 25% de la media del periodo 1981-2010.

Tan solo se superan esos valores en una franja en la cornisa cantábrica, en el sistema ibérico, en el noroeste de la provincia de Cuenca, en puntos de Aragón y en las islas Baleares. En el interior del País Vasco las cantidades están cercanas al doble de la media del periodo 1981-2010.