El chorro polar que acompañó a la borrasca Ciara. Tropicaltidbits.

El chorro polar que acompañó a la borrasca Ciara. Tropicaltidbits.

Meteorología Borrasca Ciara

La supertormenta 'Ciara' también toca a España: estos son sus efectos

La borrasca Ciara ha dejado vientos huracanados, lluvias intensas y olas gigantes en el norte de Europa, y afectarán al norte y noroeste peninsular.

Noticias relacionadas

Las costas del norte y noreste peninsular permanecen en alerta naranja, con vientos que superan los 107 kilómetros por hora y olas de más de cinco metros en las provincias de Lugo y A Coruña, informan Meteogalicia y Puertos del Estado.

Se trata de los coletazos de la borrasca 'Ciara', que ha azotado el norte y el centro de Europa con intensidad de 'supertormenta'. La Agencia Estatal de Meteorología avisa de un episodio adverso en el mar de nivel naranja, con olas de 5 a 6 metros y viento fuerte en el litoral noroeste de Galicia.

Esta madrugada se han registrado olas de más de 5 metros en Estaca de Bares y Vilano-Sisargas, y de 4.37 metros en A Coruña. El viento ha soplado con fuerza en Lugo, donde ha alcanzado los 107 kilómetros por hora en la estación de Viveiro. Se prevé que la alerta continúe por lo menos durante el martes

En Francia, cerca de 130.000 hogares se han visto privados de electricidad a causa de Ciara, que ha afectado sobre todo el norte del país, informó este lunes la gestora de distribución de electricidad Enedis. Algunos cortes fueron provocados por árboles caídos sobre las líneas de electricidad.

En total, según el servicio meteorológico francés Météo France, hay 32 departamentos en alerta por fuentes vientos o inundaciones, la mayoría en el norte de Francia, pero también en la isla de Córcega. Según ese organismo, en el departamento de Lorena, en el noreste del país, se han llegado a alcanzar vientos superiores a los 130 kilómetros por hora.

Más de 20.000 hogares en el este y sureste de Inglaterra permanecen este lunes sin electricidad por el paso del temporal , que ha provocado problemas en el transporte, como cancelaciones de trenes, y alerta de inundaciones.

Las compañías eléctricas trabajan hoy para restablecer la electricidad en varias áreas de Inglaterra, mientras que las empresas de ferrocarriles han pedido a los pasajeros que verifiquen el estado de los trenes antes de ir a las estaciones.

Las aerolíneas han advertido a los pasajeros de que puede haber retrasos en los vuelos hasta que la situación vuelva a la normalidad, tras las cancelaciones del domingo. Debido a las lluvias torrenciales, hay 150 alertas de inundaciones en Inglaterra, 50 en Escocia y 15 en Gales.

La gestora de las infraestructuras ferroviarias del Reino Unido, Network Rail, había impuesto ayer un límite de velocidad de 80 kilómetros por hora en todas las vías y alerta a los pasajeros de que no viajen a no ser que sea "absolutamente necesario". Ciara, que llegó al Reino Unido en la madrugada del domingo, provocó vientos de más de 145 kilómetros por hora.

"Un observatorio de Escocia instalado en los Cairngorms, una cadena montañosa de la zona más oriental del país, ha marcado una racha de 202 km/h. Este registro se podría asociar a un huracán de categoría 3 en la escala Saffir-Simpson", explica el meteorólogo Juan José Villena en su blog de tiempo.com.

Por otro lado, el chorro polar asociado a Ciara ha dejado un récord más amable: el del vuelo más corto entre Nueva York y Londres jamás realizado por un avión de línea sin capacidad supersónica.

"El vuelo duró cuatro horas y 56 minutos, una hora menos que su tiempo de vuelo promedio de seis horas y 13 minutos, según flightradar24.com. El récord anterior fue de cinco horas y 13 minutos", explica otro de los expertos de tiempo.com, Francisco Martín León 

El récord de velocidad lo sigue manteniendo el Concorde: "Su vuelo más corto fue de dos horas y 52 minutos el 7 de febrero de 1996". Poco después, esta legendaria aeronave sería retirada por posibles riesgos de seguridad y por su alto consumo, que hacía difícilmente sostenibles los viajes transoceánicos,