Un grupo de veterinarios extraen un zapato del estómago de un cocodrilo.

Un grupo de veterinarios extraen un zapato del estómago de un cocodrilo. EFE/Vetmed-UF

Medio ambiente

La operación a vida o muerte de Anuket, la cocodrilo devoradora de zapatos

El animal ha sido operado para sacarle del estómago una zapatilla que cayó a su habitáculo cuando un hombre pasaba por encima en tirolina.

24 febrero, 2021 00:07

Una enorme hembra de cocodrilo del Nilo de un centro zoológico de San Agustín (Florida) tuvo que ser operada para sacarle del estómago una zapatilla de un visitante que cayó a su habitáculo cuando su dueño pasó por encima en tirolina.

Noticias relacionadas

Anuket, de 10,5 pies (3,2 metros) de largo y 341 libras (154 kilos) de peso, se recupera de la intervención realizada en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Florida en el Alligator Farm Zoological Park en San Agustín, una de las primeras ciudades fundadas por europeos en lo que hoy es Estados Unidos.

El reptil fue visto con el zapato en la boca en diciembre. Se lo tragó y lo regurgitó varias veces hasta que se alojó en el estómago, según un comunicado de la Escuela de Veterinaria que le salvó la vida. 

En el zoológico trataron de que lo expulsara de forma natural pero no tuvieron éxito, así que Anuket acabó en el hospital de la Escuela de Veterinaria.

La aparatosa intervención

Un residente del hospital veterinario Garrett Fraess trató de sacar la zapatilla del estómago a través del esófago metiéndole un brazo en la boca, obviamente después de que Anuket estuviera bien sedada. 

No lo logró, pues su brazo no era lo suficientemente largo para esta clase de animal, así que hubo que llevarla a quirófano.

Allí el cirujano de grandes animales Adam Biedrzycki trató de empujar el zapato hacia el esófago a través de una incisión y tampoco sirvió de nada. 

Anuket acabó sometida a una operación de estómago en la que finalmente le sacaron la zapatilla.

La hembra de cocodrilo del Nilo pasó la noche en la Facultad de Veterinaria y al día siguiente regresó a su hogar en San Agustín.