Este es el último descubrimiento contra la calvicie

Este es el último descubrimiento contra la calvicie Flckr

Investigación Alopecia

Este es el último avance contra la calvicie: experimental y apto para calvos totales

Estamos en una de las épocas del año en las que los calvos son más buscados. Acabas de comprar un billete de lotería y oteas a tu alrededor para encontrar a un alopécico o un cheposo para cumplir esa tradición de frotar tu boleto de Navidad. Según el mito, al tener formas circulares, como los bombos del sorteo, traerá buena suerte a ese papel en el que has puesto la ilusión de cambiar de casa, comprar un coche o simplemente "tapar agujeros".

Pero esta tradición de restregar el billete para aumentar la posibilidad de ser rico, se está volviendo cada vez más difícil. La razón: los numerosos tratamientos contra la calvicie. Ahora, un nuevo descubrimiento científico sobre la regeneración de cabello en la piel que ha sufrido alguna herida, podría ser el primer paso para un nuevo tratamiento que permita eliminar la calvicie, según un estudio publicado en la revista Science.

Científicos estadounidenses han encontrado el modo de que el pelo vuelva a crecer en zonas dañadas. Estos han comprobado que al estimular la comunicación que se produce en los fibroblastos (las células que liberan la proteína del colágeno dando a la piel y al cabello su forma y fuerza) se puede hacer crecer el cabello en la piel herida en pocas semanas.

Por el momento, el experimento solo ha sido realizado en ratones, pero todo apunta a que podría ayudar a desarrollar nuevos tratamientos contra la calvicie común.

"Nuestros resultados muestran que la estimulación de los fibroblastos a través de la vía de Hedgehog puede desencadenar un crecimiento del pelo que no se había visto hasta ahora en heridas", explica Mayumi Ito, biólogo celular del centro médico Nueva York Langone Health y uno de los autores del estudio.

Por ello, indica que si se consigue que ciertas células de la piel se comuniquen como se produce en la fase embrionaria, se podría hacer que el pelo vuelva a crecer en la piel dañada por cicatrices o quemaduras. Asimismo, puede ayudar a revivir el pelo de las personas que se han quedado calvas.

A pesar de mostrarse satisfechos con el descubrimiento, los científicos hacen hincapié en que por el momento solo ha funcionado en roedores. A pesar de ello, destacan que esto sirve para comprender mejor cómo funcionan los procesos biológicos para recuperar el cabello. 

En concreto, se está investigando la zona del cuerpo donde aparecen las primeras raíces del folículo piloso. Los científicos están trabajando en el campamento base para llegar a un crecimiento renovado del cabello. 

Actualmente la investigación continúa con la mirada puesta en conocer cómo funciona el proceso de cicatrización para poder desencadenar este crecimiento del cabello cambiando algunas señales que mandan las células. El siguiente paso para los investigadores es encontrar los desencadenantes genéticos o químicos que podrían ayudar a activar el gen que hace crecer el pelo cuando se haya eliminado por completo.

Otros métodos contra la calvicie

Mientras los científicos estadounidenses continúan investigando para llevar a humanos este tratamiento, a España ya han llegado otros como el nuevo tratamiento para la calvicie: 800 euros y cuatro pinchazos al año

Se trata de una técnica emergente en nuestro país contra la alopecia androgénica -la calvicie más común-, que afecta a hombres y mujeres. Consiste en insertar varias microinyecciones de dutasterida en la raíz folicular.

Así se hace un injerto de pelo

No es el único tratamiento que tienen a sus disposición los españoles. En el mercado se pueden encontrar injertos, lociones y pastillas; pero hay que tener cuidado y no dejarse engañar por los mitos y leyendas existentes sobre la caída del pelo

Pero si el paciente no quiere pasar por quirófano o tomar pastillas, un grupo de investigadores coreanos ha desarrollado un método novedoso basado en un dispositivo portátil (wearable), capaz de estimular el crecimiento mediante el uso de luz láser sobre la piel.

[Más información: Las arrugas y calvicie provocadas por la edad tienen cura: estos ratones son la prueba]