Unas ostras dispuestas para ser comidas.

Unas ostras dispuestas para ser comidas. Pixabay

Ciencia Casos inédicos

La mujer que murió devorada por una bacteria tras un 'banquete' de ostras

Los productos naturales no siempre son más saludables, y muchos de ellos necesitan un procesado por motivos de higiene y salud, como las ostras, entre otros alimentos.

Durante los últimos años, con el argumento de que son "más sanos" por no poseer aditivos o no haber sido procesados, numerosas campañas publicitarias han bombardeado la mente de incautos consumidores con "productos naturales" o "productos ecológicos".

Sin embargo, un alimento natural no tiene por qué ser siempre saludable. De hecho, muchos alimentos necesitan un procesado previo o, de lo contrario, no sólo podrían provocar enfermedades graves al ser humano, sino que pueden llegar a ser letales. Algo así fue lo que le ocurrió a Jeanette LeBlanc, una mujer de Texas que falleció después de contraer una infección bacteriana mortal tras la ingesta de ostras crudas.

LeBlanc, según el canal de noticias norteamericano CBS, acudió a pescar cangrejos con amigos y familiares en la costa de Luisiana el pasado mes de septiembre. Así, durante el viaje, una amiga y ella decidieron disfrutar de unas cuantas ostras, las cuales desconcharon y consumieron sin más.

Poco después de este jugoso aperitivo, la mujer empezó a sufrir problemas respiratorios y le apareció en la piel una erupción que simulaba una reacción alérgica. Sin embargo, los síntomas, lejos de mejorar, continuaron empeorando, hasta que finalmente los médicos que atendieron a LeBlanc descubrieron el causante: una bacteria del género Vibrio, también conocida como "bacteria comecarne".

Las bacterias del tipo Vibrio viven en aguas costeras y se reproducen de forma abundante desde mayo a octubre, cuando se calienta el agua. De hecho, este tipo de organismos se han hecho bastante conocidos durante los últimos años ya que el Vibrio cholerae es el causante de la famosa enfermedad del cólera. Asimismo, el pasado año 2016 algunos supermercados españoles decidieron dejar de vender panga por una posible contaminación con bacterias del género Vibrio spp, entre otras razones.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, solo en los Estados Unidos, alrededor de 80.000 individuos sufren infección por esta bacteria, la cual causa hasta 100 muertes al año en este país. La mayoría de personas que padecen esta infección por el consumo de ostras crudas tan sólo llega a sufrir diarrea y vómitos durante apenas tres días. Sin embargo, en algunos casos puntuales, como le sucedió a LeBlanc, la enfermedad puede ser más grave y llegar a la sangre, dando lugar a otros síntomas como lesiones de piel. En caso de sufrir una infección grave por Vibrio spp, una de cada cuatro personas acaba falleciendo.

Según la CBS, LeBlanc se expuso tanto al agua salobre como a las ostras crudas, por lo que pudo contraer la infección por cualquiera de estos dos factores. Durante 21 días fue empeorando, hasta que finalmente falleció el pasado mes de octubre.