Zamora

Fagúndez aboga por un sistema de salud universal, público y gratuito

20 enero, 2018 19:47

El PSOE de Zamora se ha sumado hoy a la masiva Manifestación celebrada en Valladolid en Defensa de la Sanidad Pública convocada por las Plataformas de todas las provincias de Castilla y León.

Los socialistas de Zamora, con su secretario general Antidio Fagúndez al frente, se han dado cita hoy en Valladolid junto a los más de 50.000 participantes zamoranos y castellanoleoneses contra la política sanitaria del PP en la Junta de Castilla y León y en defensa de un modelo de Sanidad Pública de calidad.

Junto al secretario general del PSOE de Castilla y León Luis Tudanca, la secretaria de Organización Ana Sánchez, las vicesecretarias generales Inmaculada García Rioja y Mª Cruz Hernández, la diputada nacional Mar Rominguera, el senador José Fernández o el también procurador en las Cortes José Ignacio Martín Benito, los diputados provinciales Eduardo Folgado y Manuel Santiago, el alcalde de Valladolid y portavoz de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE Óscar Puente, el portavoz socialista en el Senado y burgalés Ánder Gil, miembros de la Comisión Ejecutiva Provincial y militantes y simpatizantes socialistas de la provincia, Fagúndez ha señalado “el PSOE de Castilla y León y el PSOE de Zamora apoyamos la Manifestación de hoy en defensa del Sistema Público de Salud y es para nosotros toda una satisfacción la participación masiva de toda la ciudadanía de nuestra Comunidad Autónoma y en el ámbito más próximo de la provincia de Zamora”.

“Para el PSOE de Castilla y León y para el PSOE de Zamora la Sanidad Pública es uno de los grandes logros de toda la ciudadanía, quizá el servicio público por excelencia y la seña de identidad y cohesión social más poderosa” ha añadido el líder socialista zamorano.

Antidio Fagúndez: “Tanto en el XIII Congreso Autonómico del PSOE de Castilla y León celebrado el pasado mes de Julio en Zamora, como en el Provincial celebrado en Octubre, hemos proclamado la defensa del Sistema Público de Salud, universal, público, gratuito y de calidad en Castilla y León, así como una red potente de centros y servicios sanitarios orientados a la equidad y cohesión social en todos los territorios de la comunidad, constituyen un conjunto de valores y acción política irrenunciable”.

El diagnóstico de la política sanitaria del Partido Popular en Castilla y León deriva en un gravísimo deterioro del Sistema Público de Salud.

Tanto el PSOE de Castilla y León como el PSOE de Zamora vienen denunciando reiteradamente este deterioro de la Sanidad: se ha expulsado del Sistema Público de Salud de Castilla y León a muchos colectivos, rompiendo la universalidad; se han perdido cientos de profesionales, deteriorando la calidad; se ha impuesto el copago farmacéutico a los pensionistas, 600.000 en Castilla y León; se han excluido 416 fármacos de la financiación pública, perjudicando a los más vulnerables.

En los hospitales de Castilla y León se han cerrado cientos de camas, disminuyendo la calidad asistencial; se han dejado bajo mínimos los Servicios de Urgencias Hospitalarias; se ha llevado a cabo una estrategia de asfixia y abandono a la sanidad del medio rural; se han puesto trabas y obstáculos económicos en el acceso a los fármacos de nueva generación, como el de la Hepatitis C; se han disparado las listas de espera hasta límites insostenibles, rompiendo el principio de accesibilidad y garantía.

En lo que se refiere a la privatización el PSOE también ha denunciado como se ha llegado a cifras récord de privatización y despilfarro, como se ha deteriorado gravemente el transporte sanitario programado y de Urgencias y Emergencias, como se ha paralizado la inversión en infraestructuras sanitarias prioritarias y el mantenimiento de las existentes o como también se ha paralizado la inversión en tecnología y equipamiento, agravando las desigualdades entre unos territorios y otros, como es el caso de los aceleradores lineales. También hay que denunciar como se ha abandonado la prevención, salud pública e investigación.

En Zamora la constante es la reducción de plantillas, la falta de personal no cubriendo las bajas ni sustituciones, las listas de espera, el cierre de camas, la falta de pediatras y especialistas en hospitales de grandes municipios como Benavente, el deterioro de los servicios en el medio rural, etc. etc. etc.

“En resumen, -concluye Antidio Fagúndez- la masiva participación ciudadana en la manifestación de hoy Sábado exige con urgencia revertir esta política de recortes y debilitamiento del Sistema Público de Salud, llevado a cabo por el Partido Popular, recuperar y potenciar el Sistema Público de Salud que la ciudadanía valora, exige y espera de nosotros”.