Salamanca

Educación precaria: docentes sobresaturados y otros con apenas cuatro horas semanales

16 octubre, 2018 12:20

Elena Calderón, secretaria general de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras de Castilla y León (FECCOOCyL), y Laura Mayo Velayos, secretaria general de la federación educativa del sindicato en Salamanca, han presentado un informe sobre el estado actual de la enseñanza en la comunidad autónoma.

“Un sistema educativo público y de calidad necesita una financiación suficiente y adecuada, requiere un esfuerzo económico notable que asegure que una desigualdad de origen no implique nunca una desigualdad en las oportunidades educativas”, resumen. Y es que los datos no son positivos ni en Salamanca ni en el conjunto de Castilla y León.

Por ejemplo, mientras aumenta el número de alumnos y cada vez tienen una mayor diversidad, el profesorados no ha aumentado, incrementando la carga laboral. Una situación que está llegando a un momento insostenible y por tanto el esfuerzo de los docentes para mantener los buenos resultados del informe PISA está al límite.

En primer lugar, porque la tasa de interinidad es la mayor de toda España, hasta un 27% en Educación Secundaria, tras una oferta de empleo público insuficiente. Así, la primera carencia del sistema es la inestabilidad y la precariedad laboral. “El sistema de acceso no es el adecuado y las retribuciones están por debajo de la media nacional desde el inicio hasta el final de su carrera profesional”, añadió Elena Calderón. Para revertir esta situación, CCOO considera necesario destinar a educación al menos el 4% del Producto Interior Bruto.

En Salamanca, por ejemplo, la mitad de las vacantes que se ofertan son parciales, tanto en maestros como profesores. Incluso hay jornadas parciales de cuatro horas semanales, “jornadas ridículas que obvian la labor docente”. A ello se une la pérdida de especialización, porque cada vez los docentes deben dar más materias, sobre todo en el medio rural.

En el caso del alumnado, las desigualdades no sólo se mantienen entre los más desfavorecidos, sino que incrementan debido al descenso de las becas. “Y si nos pasamos por los centros educativos veremos las carencias en instalaciones y medios, que la Junta debe tomarse muy en serio para revertirlas. Es el momento de hacerlo ahora que está elaborando los presupuestos y demostrar que invierte en educación”.