León

El Servicio de Ayuda a Domicilio reivindica en León la “dignificación” de su labor y “abandonar la situación de precariedad laboral”

6 noviembre, 2020 17:20

Miriam Badiola



Los trabajadores del Servicio de Ayuda a Domicilio de León se concentraron este viernes en la plaza de Botines de la capital leonesa para reivindicar el desbloqueo de la negociación del nuevo convenio colectivo para el sector, así como “la dignificación” de su labor y “abandonar la situación de precariedad laboral”.



Un sector que aglutina a más de 5.000 trabajadores en todo Castilla y León que asisten a más de 26.000 usuarios y que en el caso de la provincia de leonesa cuenta con 900 trabajadores repartidos entre los ayuntamientos de León y Ponferrada y la Diputación.



La responsable del sector sociosanitario en UGT León y responsable de la negociación del nuevo convenio colectivo a nivel regional, Pilar Fernández, denunció el bloqueo que sufre el convenio del sector de Ayuda a Domicilio, “que lleva diez años sin negociarse ningún articulado y en el que solo ha habido subidas salariales en los últimos años” y para el que “a día de hoy la voluntad de la patronal es no querer hacer ningún tipo de concesión ni de mejora para el trabajo”.



Por esta razón, la representante de UGT León destacó que la principal reivindicación que se hace de cara a la negociación del nuevo convenio colectivo es que se compute como tiempo efectivo de trabajo el cien por cien de los desplazamientos entre servicios.



“Si somos un servicio esencial nos deberían tratar como personas esenciales, pero nos han dejado de la mano de Dios y vamos a la guerra sin escudos ni protección de ninguna clase”, expuso Fernández, quien señaló que las auxiliares de ayuda a domicilio “atienden una media de cuatro y cinco usuarios diarios”, por lo que “los Equipos de Protección Individual (Epis) tendrían que ser adaptados al número de usuarios atendidos y no hacer entregas de material de vez en cuando para cubrir el expediente, porque la seguridad y salud de las trabajadoras también es muy importante, si se tiene en cuenta además que atienden a las personas más vulnerables”, como es el caso de las personas mayores.



Por su parte, la responsable de Cosntrucción y Servicios y de Ayuda a Domicilio de Comisiones Obreras en León, Isabel Céspedes, partió de la premisa de que “la mesa de negociación está rota”, para recordar que el sector de ayuda a domicilio “ha sido precarizados toda la vida”, ante lo que afirmó que “no se puede seguir permitiendo que las empresas y las administraciones sigan mercadeando con él”.



Para Céspedes, tampoco se puede permitir que “las administraciones estén sacando los pliegos de contrataciones ahora mismo, que se estén adjudicando y que las dos grandes asociaciones empresariales no se quieran sentar a negociar y pongan encima de la mesa un incremento salarial del cero por ciento”.



Por ello, la representante de CCOO León insistió en que la situación “se tiene que desbloquear” para un sector que está sufriendo “mucho con la pandemia”, por lo que instó a las administraciones, tanto ayuntamientos como diputaciones, a “tomar cartas en el asunto y le den un toque de atención a las empresas, porque no puede ser que ellos sean los que se están lucrando mientras el sector sigue sin un convenio”.