Burgos

Detenido un hombre en Burgos acusado de un delito continuado de estafa

Hasta el momento se han esclarecido 14 hechos en los que habría estafado cerca de 4.000 euros a afectados de distintas provincias de la zona norte, sur y este peninsular

18 mayo, 2022 09:26

Noticias relacionadas

Agentes de la Comisaría Provincial de Burgos han detenido a un hombre de 26 años como presunto autor de un delito de estafa continuada. La Policía Nacional ha conseguido esclarecer un total de 14 casos con los que el presunto estafador habría obtenido cerca de unos 4.000 euros.

En febrero, a través de la denuncia de un vecino de Burgos, se tuvo conocimiento de la estafa de la que había sido víctima. El denunciante estaba interesado en la adquisición de un terminal móvil cuya venta se publicaba en una conocida página de internet, por lo que se puso en contacto con el vendedor y tras varias llamadas telefónicas, llegaron a un acuerdo en el que el comprador adquiría el teléfono por 520 euros.

El supuesto vendedor le facilitó un número de cuenta en la que debía hacer el ingreso y para hacer más creíble la transacción le envío una fotografía de su documento de identidad, en el que figuraba un domicilio de Burgos, aunque le dijo que en ese momento estaba residiendo en Málaga.

El denunciante, que había ingresado en la cuenta el importe, comenzó a reclamar al ‘vendedor’ el terminal, puesto que no lo recibía y ante las evasivas de este, decidió poner el hecho en conocimiento de la Policía Nacional.

Los agentes encargados de la investigación fueron recabando otras denuncias presentadas en distintas comisarías de diferentes ciudades por hechos idénticos al denunciado en Burgos.

En esos hechos, las víctimas han sido estafadas con cantidades que oscilaban entre los 120 euros y los más de 1.400 euros que que llegó a pagar un hombre por un teléfono, un portátil y unos auriculares de alta gama. En este caso, el afectado se compadeció y estableció relación de amistad tras varias llamadas telefónicas, en las que el vendedor explicaba la mala situación económica por la que estaba atravesando junto a la enfermedad de un familiar, para justificar la tardanza en enviar los efectos comprados por la víctima.   

Una vez identificado plenamente por la policía, el joven de 26 años y residente en Burgos fue detenido como presunto autor de un delito continuado de estafa. Se han instruido diligencias, en las que se han constatado y esclarecido hasta el momento un total de catorce hechos delictivos, mediante los cuales y en lo que va de año, el detenido se habría apropiado cerca de unos 4.000 euros a través de esta modalidad delictiva.