Región

La Diputación pide estudiar "repercusiones" sanitarias por la mina de uranio

23 febrero, 2017 15:05

La Diputación de Salamanca ha celebrado esta mañana el Pleno correspondiente al mes de febrero -adelantado por el Carnaval- con varios asuntos de interés para los habitantes de la provincia, tales como la mina de uranio de Retortillo y la sanidad rural, con diversa suerte en cuanto al apoyo del Grupo Popular.

El primero de los asuntos, fue un golpe de mano del PP ante la presentación de una moción conjunta por el resto de la oposición, asi, presentó una propuesta en la que se pide al Consejo de Seguridad de Energía Nuclear, al Ministerio de Economía y Competitividad y a la Junta, como "organizaciones competentes en materia de prevención radiológica, de sanidad, de minas y de medioambiente, que soliciten un informe para determinar posibles repercusiones que puede tener para los habitantes de la provincia la apertura y funcionamiento de la mina de Retortillo".

Ante el interés de la empresa Berkeley de abrir una explotación de uranio en la zona, los cuatro grupos provinciales han acordado la aprobación por unanimidad de esta moción que remitirán a las entidades competentes con el propósito de que sean estas las que soliciten el estudio al Instituto Carlos III.

Pediatría y Sanidad Rural

Otra cuestión, de cierta relevancia, fue motivada por la presentación de una moción del Grupo Ciudadanos respecto a la "falta de pediatras en zonas rurales". En la misma, se pide un servicio para "dar servicio a habitantes de zonas poco pobladas, con poca población infantil y por tanto dificulta para tener un pediatra propio", según explicó Manuel Hernández.

En las diversas intervenciones, el Grupo Socialista, en boca del diputado José Francisco Bautista, fue más allá, "ya que el problema de pediatra está solucionado en el Abadengo, lo importante es abordar el fondo del problema, la situación de la Sanidad rural, como por ejemplo que una baja se sustituya rápido". Bautista abundó en que "la Sanidad rural es un problema que debemos solucionar entre todos, no concierne solo a una zona, sino a toda la provincia".

El PP, mediante el diputado delegado de Bienestar Social, José María Sánchez, se fundamentó en que "el PP no puede aprobar una moción como la presentada por Ciudadanos llena de incongruencias e inconcreciones". Tampoco es que se pusiera a favor del problema, sino que, como indicó Manuel Hernández, "usted está más pendiente de meterme caña a mí y a nuestro grupo que de buscar soluciones a la Sanidad rural". Sea como fuere, lo cierto es que la mayoría absoluta del Grupo Popular tumbó la moción, apoyada por todos los demás grupos de la oposición.

Quedaron sobre la mesa, una 'táctica' que nunca se sabe que solución aporta, una moción del Grupo Socialista defendida por el diputado Carlos Fernández Chanca, argumentada en la necesidad que tienen los ayuntamientos de la provincia de Salamanca de material informático y electrónico de diversos tipos destinado a uso propio en instalaciones municipales. Una carencia visible y constatable. El diputado del Grupo Popular José María Sánchez explicó la puesta en marcha de una herramienta que facilite el uso de internet en la administración, algo a lo que no se refería la moción en cuestión, sino material adecuado para poder utilizar esa herramienta de la que hablabla el diputado popular.