Región

Apoyo del Ayuntamiento ante la “crítica” situación de trabajadores de Konecta

7 febrero, 2017 14:00

El Ayuntamiento de Valladolid buscará este martes, en el pleno ordinario del mes de febrero, el consenso para apoyar a los trabajadores de la empresa de telemarketing Konecta, los cuales se encuentran en una situación “crítica” por la precarización de sus condiciones laborales.

Así lo ha reconocido Ulises Pérez, presidente del Comité de Empresa, después de una reunión que han mantenido representantes de los trabajadores con el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, en la que han trasladado “de primera mano” la situación por la que atraviesan.

En dicha reunión se ha trabajado en un inicio de búsqueda de soluciones, con el apoyo del Ayuntamiento de Valladolid, para mejorar la calidad de empleo y la estabilidad de una empresa que lleva dos décadas en la ciudad y que da trabajo a unos 1.800 trabajadores -200 mediante empresas de trabajo temporal y el resto en plantilla-.

Pérez ha destacado que lo fundamental es trabajar en esa mejora de las condiciones laborales, por ello espera que tras esta reunión Konecta se muestre más “receptiva” y manifieste “mayor sensibilidad”. El presidente del Comité de Empresa ha hablado de “un antes y un después” tras la intención de modificación de las condiciones de unos 270 trabajadores que forman el “núcleo fundamental de flotación” más experto de la empresa.

“Son los que mayor antigüedad y calidad teníamos dentro de la empresa”, ha expresado Pérez, por lo que considera que “se está atacando a la experiencia” y con ello a la base del funcionamiento de Konecta. Pero sus reivindicaciones van más allá, ya que los nuevos contratados también sufren esa precariedad.

Según ha explicado a los medios de comunicación, “desde hace años se ataca a los nuevos trabajadores” con un contrato base es de 18 horas semanales -437 euros de base- que se amplía “cuando la empresa quiere”. El resultado que denuncia Ulises Pérez es una “inestabilidad” que se suplía con la experiencia de los 270 trabajadores más antiguos.

Por su parte, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha explicado que en el pleno del martes se buscará la unanimidad para mostrar el apoyo institucional a unos trabajadores que están viendo como sus condiciones de trabajo están variando hacia la “inestabilidad” y “mayor precarización”. Considera que ese apoyo institucional puede servir de puente para que las conversaciones entre Konecta y trabajadores lleguen a bien puerto.

Por ello, considera que es vital que el Ayuntamiento tenga que “alzar la voz” para mejorar esa calidad de empleo en una empresa afianzada en Valladolid. Asimismo ha pedido que empresas como Vodafone, que utiliza los servicios de Konecta, se piensen su situación en un conflicto que daña su imagen gravemente.

Aparcamiento

Otra de las cuestiones que también se han tratado en la reunión mantenida en la Casa Consistorial es la de la zona de aparcamiento para los trabajadores, los cuales se encuentran sin espacios para poder estacionar y con problemas de movilidad.

“El polígono no está preparado para la movilidad de 1.800 trabajadores”, ha reconocido Pérez, por lo que se ha propuesto adecentar una parcela de titularidad pública que se encuentra “inutilizada”.

Óscar Puente ha explicado que se barajan dos opciones. Por un lado, una más simple que consistiría en el desbroce, acondicionamiento y allanamiento de la parcela en cuestión; y, por otro lado, una posibilidad más laboriosa que trataría de potenciar esa parcela con trabajos de asfaltado que diera mayor servicio de aparcamiento a todo el Polígono San Cristobal.

Ambas opciones serán estudiadas por las áreas de Urbanismo y de Movilidad para establecer cuál es la más adecuada según costes y operatividad.

Óscar Puente ha señalado que en el Pleno no se debatirá una moción institucional porque existen "diferencias de matiz" en los planteamientos del PP y del resto de los grupos. No obstante, ha expresado que "espero que el primer punto de acuerdo que suscribamos todos los grupos sea una declaración institucional de apoyo a la plantilla y de ofrecimiento de una mediación junto a la Junta de Castilla y León para que los trabajadores y la empresa encuentren un punto de entendimiento".