Región

Un total de 124 personas fallecieron en las carreteras en 2016

26 enero, 2017 11:50

Las carreteras de Castilla y León registraron en 2016 un total de 124 personas que perdieron la vida en 105 a accidentes mortales de tráfico, lo que supone un descenso de 20 personas (13,9%) con respecto al 2015.

Estos son los datos que se extraen del Balance de Seguridad Vial presentado este miércoles por María José Salgueiro, delegada del Gobierno en Castilla y León, quien ha estado acompañada por Luis Antonio Gómez Iglesias, subdelegado del Gobierno en Valladolid; Inmaculada Matías, coordinadora regional de Tráfico; Antonio Padillos, comandante del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil en Castilla y León; y Antonio Andrés, secretario general de la Delegación.

La distribución por provincias de los 124 fallecidos en Castilla y León en 2016 es la siguiente, con respecto a 2015: en Ávila, 11 fallecidos (-4); en Burgos, 26 (+2); en León, 10 (-19); en Palencia, 9 (+3); en Salamanca, 7 (-5); en Segovia, 14 (+1); en Soria, 18 (+11), en Valladolid, 13 (-6), y en Zamora, 16 (-3).

En estos 105 accidentes mortales en vías interurbanas -12 menos que en 2015-, 49 personas necesitaron hospitalización como consecuencia de heridas graves y 66 fueron trasladados a centros hospitalarios con carácter leve. Las cifras de 2016 hacen que se mantenga el promedio diario de víctimas mortales en 0,34 personas fallecidas, cuando en 2001 era de 1,29. Precisamente en ese primer año del siglo XXI hubo 471 muertos en carreteras de Castilla y León, por lo que el descenso es notable.

Castilla y León es la segunda comunidad, tan solo por detrás de Cataluña -23-, en la que más han descendido los accidentes mortales -20-. Tan solo Cantabria -7-, Madrid -6-, País Vasco -5-, Navarra -2- y Canarias -1-, se suman a las regiones donde hubo menos muertos en carreteras en comparación con 2015. La Comunidad Valenciana fue la que más vio aumentada sus cifras mortales de siniestralidad con 19 fallecidos más al pasar de 97 a 116.

Características de los accidentes  

De esos 124 fallecidos en las carreteras de Castilla y León, 94 lo hicieron en vías convencionales -76%-, mientras que 30 de ellos se produjeron en vías de alta capacidad como autovías o autopistas, al reducirse en nueve las personas que perdieron la vida con respecto a 2015.

Según el tipo de accidentes, en esas vías de gran capacidad el mayor número se registraron por salida de vía -el 53%-, mientras que el 30% fueron por colisión y el 10% por atropello. En las vías convencionales, los tipos de accidentes mortales más comunes se debieron a colisiones -un 54%- y a salidas de vía -un 37%-.

Por sexo y edad, sigue siendo mucho más alto el número de hombres que fallecen en las carreteras, dado que soportan un 77% de las muertes. El grupo de edad comprendido entre los 45 y los 54 años es el que más fallecidos en carretera tiene, con 27 muertos, lo que supone un 22% del total.

En este punto, la delegada del Gobierno ha querido remarcar que sirve para romper los mitos que dicen que los jóvenes y las personas de mayor edad son los que peor conducen.

Las causas o factores más comunes que influyen en los accidentes mortales son la distracción o el sueño -60 fallecidos-, la velocidad inadecuada -19- y no respetar la prioridad en las vías -16-. De los 124 fallecidos, 31 de ellos no llevaban el cinturón de seguridad, mientras que todos los fallecidos en motocicletas sí portaban el casco.

Las circunstancias que destaca el informe de siniestralidad son el mayor envejecimiento del parque de automóviles, ya que los turismos implicados tenían de media 13,8 años, las furgonetas 8,4 y las motocicletas 8,9. Además, ha habido más infracciones por consumo de drogas ilegales, con 2.855 positivas de las 7.768 realizadas, lo que supone un 37%. Con respecto al alcohol, se realizaron 648.286 pruebas de las que resultaron positivas solo el 0,8% -5.323-.