Región

Un nuevo frente amenaza a Castilla y León

25 enero, 2017 19:32

Todas las provincias de Castilla y León salvo Valladolid estarán este jueves, 26 de enero, en aviso amarillo por riesgo de nieve, mientras que las de Burgos y Soria lo estarán, asimismo, por riesgo de frío, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Un total de 25 provincias de toda España estará en riesgo por bajas temperaturas, nevadas, lluvias, viento o fenómenos costeros. Así, la nieve tendrá en riesgo (aviso amarillo) a once provincias. Se trata de León, Burgos, Palencia, Soria, Segovia, Ávila, Salamanca, Zamora, Cáceres, Madrid, donde se podrán ver de 10 a 18 centímetros de nieve y a Granada, donde se acumularán en torno a cinco centímetros de nieve.

Además, las precipitaciones podrán dejar hasta 15 litros por metro cuadrado en una hora en Ceuta y Cádiz, mientras que el viento, con rachas de hasta 80 kilómetros por hora, afectará con aviso de riesgo a Navarra. Mientras, los fenómenos costeros tendrán con color amarillo a las costas de Pontevedra y La Coruña, donde el viento soplará de sur o sureste con fuerza 7.

Asimismo, una docena de provincias tendrá mañana activado el aviso por bajas temperaturas, que llegarán a -8 grados centígrados en Soria, Gerona, Lérida; -7 grados centígrados en Burgos y La Rioja; -6 grados centígrados en Huesca, Zaragoza, Teruel, Guadajalara, Navarra; -4 grados centígrados en Cantabria y -1 grados centígrados en el litoral de Guipúzcoa.

En general, la AEMET prevé temperaturas "significativamente bajas" en áreas del cuadrante noreste peninsular e intervalos de viento fuerte en el litoral de Galicia, norte de Navarra y Cordillera Cantábrica, con nevadas en el entorno de la Cordillera Cantábrica, Sistema Central y norte del Sistema Ibérico.

Este jueves, los cielos tenderán a ir cubriéndose por el oeste de la Península e irán apareciendo precipitaciones a lo largo del día, que se extenderán de oeste a este en toda la vertiente atlántica.

En Baleares y el nordeste peninsular, el cielo estará nuboso o cubierto con algunas precipitaciones ocasionales, que serán en general débiles. También habrá cielos nubosos o con intervalos nubosos y hay probabilidad de precipitaciones a partir de la tarde en el resto de la Península.

La AEMET espera que la cota de nieve se sitúe entre 400 y 600 metros y que subirá a 1.000 o 1.100 metros en el noreste peninsular; nevará a partir de 800 a 1.100 metros en el resto de la mitad norte peninsular; en torno a 1.500 metros en el sureste y unos 1.000 metros subiendo a 1.300 metros en Baleares.

Respecto a las temperaturas, aumentarán las diurnas en el litoral cantábrico oriental, norte de Navarra, nordeste de Cataluña, Baleares y Canarias y descenderán de forma generalizada en el resto. Las heladas continuarán en buena parte del interior de la Península y serán más intensas en su cuadrante noreste y localmente fuertes en Pirineos.

El viento soplará con predominio de sur y será fuerte o con intervalos de fuerte en el litoral de Galicia, norte de Navarra y, a partir de la tarde, en zonas de Pirineos y de la Cordillera Cantábrica.