Región

La financiación autonómica tendrá una "pieza separada" para la Sanidad

17 enero, 2017 19:31

El consejero de la Presidencia y viceportavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, ha destacado que el pacto sobre financiación autonómica incluya una "pieza separada" para la Sanidad, ya que se trata de "garantizar la sostenibilidad" del sistema, para lo que ha insistido en la importancia de realizar un estudio especial sobre esta competencia.

De Santiago-Juárez ha hecho estas declaraciones en el ecuador de la sexta Conferencia de Presidentes que se celebra este martes en el Senado, donde ha reseñado que la competencia sanitaria es la que genera "tensiones" y "desvía" los presupuestos autonómicos, algo que no ocurre con otras competencias como la educación o los servicios sociales.

Así, ha insistido en la importancia de avanzar en que el pacto sobre financiación autonómica incluya finalmente esta "pieza separada" sobre el gasto sanitario, al tiempo que ha defendido que en la revisión del modelo se tengan en cuenta aspectos que encarecen los servicios como es el "envejecimiento, la ruralidad, la dispersión y la baja densidad de población".

No obstante, con respecto a esta reforma De Santiago-Juárez ha reconocido que es "dificil" que todas las autonomías estén a gusto, tras lo que ha recordado que el modelo de financiación defendido por Herrera cuenta con el respaldo de los grupos parlamentarios con representación en las Cortes, al tiempo que ha insistido en que el modelo finalmente deberá ser elevado a rango de Ley y respaldado por el Congreso.

Asimismo, desde Castilla y León se ha defendido que la reforma del modelo de financiación local se lleve a cabo de forma "acompasada" con la revisión del modelo autonómico con el objetivo de dar respuesta a las necesidades de las corporaciones locales en el ejercicio de sus competencias y "flexibilizar" la actual normativa de estabilidad presupuestaria.

Para la Junta es necesario que la atención a la dependencia se incorpore al modelo de financiación, ya que, como ha reclamado Herrera, "el Estado no atiende al compromiso de financiar el 50 por ciento". Asimismo, en servicios sociales desde la Comunidad se ha defendido una mayor "homogeneidad y coordinación en servicios sociales", al tiempo que ha reclamado una normativa básica estatal en materia de servicios mínimos.

El vicepresidente de la Junta se ha mostrado satisfecho ante la incorporación de los retos demográficos como otro asunto a tratar dentro de esta Conferencia de Presidentes, de donde se pretende arrancar el compromiso de todas las autonomías y del gobierno de avanzar en 2017 en una estrategia nacional que haga frente a los desafíos demográficos.

"Se han dado cuenta de que España se vacía", ha reseñado De Santiago-Juárez, quien ha insistido en que en esta Estrategia deberán participar también las entidades locales. "Todos tenemos mucho que decir sobre desafíos demográficos, tras lo que ha citado acciones como el desarrollo de programas de apoyo a la familia, políticas de emancipación para jóvenes y acciones para fijar población en el medio rural.

Asimismo, el consejero de la Presidencia ha valorado también que se avance dentro de este cónclave en un debate de ideas sobre lo que será el futuro pacto educativo que, como ha defendido Herrera en la reunión, "ponga los cimientos de un sistema estable" para lo que es necesario que no sea pacto únicamente política, sino también "social y territorial. "Las Comunidades tenemos mucho que decir".

De Santiago-Juárez ha manifestado además que Herrera ha llevado a la reunión de presidentes la situación de las cuencas mineras del carbón, un aspecto compartido con Asturias y Aragón, con el fin de "pedir una solución", al tiempo que se ha aprovechado en encuentro para exigir la conclusión de infraestructuras pendientes con el fin de que se avance en el AVE en la zona noroeste de España y, en concreto, en Galicia, Asturias, País Vasco y Cataluña.

Sobre la tasa de reposición De Santiago-Juárez ha destacado la necesidad de que ser revise con el fin de suprimirla en las ofertas de empleo público en sanidad, educación y servicios sociales, ya que limitaba la convocatoria de plazas.