Terrazas en la calle Castaños de Alicante.

Terrazas en la calle Castaños de Alicante.

Alicante ciudad

Alicante prorroga las terrazas de bares y restaurantes hasta enero para favorecer la actividad

Barcala lo justifica en que "está previsto que las medidas promovidas por la Administración autonómica perduren en los próximos meses".

25 septiembre, 2021 01:15
Alicante

Noticias relacionadas

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha firmado un nuevo decreto de prórroga de actividad hostelera en terrazas y veladores de la ciudad, hasta el próximo 16 de enero. Con esta medida, el Ayuntamiento pretende paliar parte de los problemas que está teniendo el sector con las medidas restrictivas impuestas por el Gobierno 'Botánico' de Ximo Puig justificadas en la pandemia de Covid-19.

De hecho, en el decreto firmado por el alcalde, se dice explícitamente que "dado que está previsto que estas medidas promovidas por la Administración autonómica, perduren en los próximos meses, se estima oportuno, en virtud del principio constitucional de seguridad jurídica, la aprobación del presente Decreto de prórroga".

El texto también establece que se estiman "adecuadas ante una situación de extraordinaria y urgente necesidad que, sustancialmente, se mantiene, dado que dicha regulación impone, en aras de la seguridad sanitaria, una serie de restricciones y límites, que inciden gravosamente en el normal funcionamiento de los establecimientos de hostelería".

Y que estas medidas restrictivas impuestas por la Generalitat "comprometen seriamente la viabilidad de un sector que, a la vista de su transversalidad con el sector turístico y el mercado laboral de nuestra ciudad, constituye un pilar fundamental para el sostenimiento de la economía de Alicante".

Además, se asegura en el Decreto que "la evolución epidemiológica de la pandemia obliga, de otra parte, a que las distintas Administraciones públicas, contraigan la responsabilidad de adoptar cuantas medidas tengan la potestad de desarrollar en el ámbito de sus competencias".

La prórroga del decreto mantiene tanto la posibilidad de pedir nuevos permisos, como la exención de tasas que se estableció en el primer decreto. En aquel decreto se establecía claramente la "posibilidad de nuevas autorizaciones de veladores a establecimientos que no tenían autorización mediante instancia en Registro General".

La suspensión de la tasa por ocupación fue una de las principales medidas del primer decreto ahora prorrogado, como los eventuales incrementos de superficie de las terrazas.

Libertad total

Este decreto se produce el mismo día que la Coordinadora Empresarial del Ocio y la Hostelería de la Comunidad Valenciana (CEOH) reclama al Consell la reactivación al 100 % de la actividad del ocio y la hostelería "sin perder más tiempo ni dilatar la situación".



La patronal del sector formula esta petición "ante la inminente caducidad de las medidas vigentes en estos momentos, que regulan la actividad del ocio y la hostelería durante la pandemia y que quedarán sin efecto el próximo día 27".



"Tras las declaraciones de Ximo Puig anunciando que los magníficos datos epidemiológicos y de vacunación deben permitir avanzar de forma decidida, y ante la próxima convocatoria de la reunión de la Comisión Interdepartamental, el Consell ha reclamado a las patronales que trasladen todas las propuestas de medidas que deberían de analizarse para su progresiva implantación", ha informado la CEOH en un comunicado.



En este contexto, esta patronal ha trasladado al Consell que "es necesario recuperar la normalidad ya y no dilatar por más tiempo la toma de las decisiones hasta el próximo 9 de octubre, prolongando un sufrimiento empresarial sin ningún tipo de justificación sanitaria en estos momentos".



Asimismo aseguran que "resulta necesario y urgente volver a la mesa de negociación, tal y como se había comprometido, para impulsar la puesta en marcha de estas medidas". Pero también, "para activar el necesario debate social, con participación de todos los agentes sociales, económicos e institucionales, para combatir la amenaza creciente del botellón ya que, en estos momentos, la administración ha perdido completamente el control sobre esta situación".